Seguridad Vial

martes, 2 de noviembre de 2010

Autopista La Paz - El Alto Colisión entre minibus y flota deja 11 heridos

Al menos 11 personas resultaron heridas la mañana de ayer lunes en la autopista que une las ciudades de La Paz y El Alto, donde un minibús y una flota de la empresa “Trans El Inca” protagonizaron una colisión por alcance.

El accidente de tránsito se produjo pasada las 11:00 horas en el carril de bajada a la altura de la pasarela de la Escuela Industrial Superior “Pedro Domingo Murillo”, donde de acuerdo a la versión de los testigos, el minibús estaba parqueado en medio de la vía de la Autopista y el bus que bajaba a la terminal de La Paz a gran velocidad chocó al primer motorizado.

Tras el impacto, el minibús color blanco, con placa de control 1257-GRR, fue expulsado a un lado de la vía, donde quedó con las llantas hacia arriba y ocho de sus ocupantes con una serie de heridas, entre ellos el conductor.

Los pasajeros de otros motorizados que pasaban por el lugar procedieron a auxiliar de inmediato a los heridos, mismos que fueron trasladados en ambulancias al Hospital de Clínicas de la ciudad de La Paz.

Mientras, el vehículo de trasporte interdepartamental, con placa de control 734-FZE, solamente sufrió algunos daños materiales y de acuerdo a la versión de su chofer Javier Zapana ninguno de sus pasajeros resultó herido.

El coronel Richard Miranda de la División de Accidentes del Organismo Operativo de Tránsito dijo que preliminarmente presumen que hubo imprudencia de parte de los conductores de los motorizados protagonistas.

Lamentablemente, algunos controles desplegados por Tránsito, son insuficientes para evitar que los conductores imprudentes ocasionen accidentes en esta vía, por lo que muchos pasajeros demandan a las autoridades policiales que implementen puntos móviles y fijos de control.

“Uno tiene que encomendarse a Dios para pasar por la Autopista, porque no sólo depende del chofer, ya que lamentablemente hay otros imprudentes que corren sin importarles nada, yo quisiera que siempre hayan controles, con radares, y otros elementos, para que por lo menos por miedo a pagar dinero, sean más cuidadosos”, afirmó José Pino un pasajero que abordó un minibús de La Ceja.

“Hay lugares en que los vehículos corren que da miedo, especialmente los buses se bambolean y parece que estuvieran yendo en el aire, es por lo que corren los chóferes, que no aprenden, no tienen miedo a la muerte”, explicó Sandra Burgoa.