Seguridad Vial

jueves, 4 de marzo de 2010

División Accidentes reportó ayer atropello con muerte de persona

La División Accidentes del Organismo Operativo de Tránsito, reportó ayer en horas de la mañana, un atropello con muerte de persona, hecho ocurrido en la avenida Villarroel y calle Antofagasta, Zona Norte de la ciudad.

Aunque las circunstancias aún están en proceso de investigación, se dio cuenta que a las 07:30 horas de la mañana de ayer, la vagoneta de servicio público (taxi) marca Toyota color blanco, placa 1657 YNP, conducida por Porfirio Calle Checa, atropelló al ciudadano Mario Nina Valdez de 57 años de edad.

De acuerdo a la información proporcionada por el propio chofer del taxi, el ciudadano Mario Nina sorpresivamente apareció en la avenida por donde transitaba, siendo golpeado por el motorizado, pese a la frenada brusca que realizó para detener el vehículo.

AUXILIO

Consciente de su responsabilidad y deber, Calle, bajando de su vehículo auxilió al atropellado, que se encontraba con vida y lo trasladó inmediatamente al hospital Obrero de la Caja Nacional de Salud, Regional Oruro, donde pese al esfuerzo realizado por los médicos para salvarle la vida, falleció.

El personal médico y paramédico de emergencia del centro asistencial de la calle La Paz, dio cuenta que el ciudadano atropellado llegó con graves heridas en la cabeza y el cuerpo, que causaron su muerte cuando recibía atención especializada.

El caso fue derivado a instancias del Ministerio Público.

OTRO ACCIDENTE

Por otra parte, cerca de las nueve de la noche, vecinos de la zona Norte se contactaron con LA PATRIA para reportar un hecho de tránsito ocurrido en la calle Charcas cerca del Regimiento Camacho, protagonizado por un minibus de color celeste, cuyo conductor en aparente estado de ebriedad habría atropellado a un menor de edad que fue auxiliado por miembros del Grupo de Apoyo Civil a la Policía (Gacip).

La vecina manifestó que por obligaciones personales muy temprano tuvo que salir de su vivienda ubicada en la Urbanización La Aurora y, en el sector del Casco pudo advertir la presencia de un grupo de bloqueadores que al mando de minibuses celestes impedían el paso de los motorizados, profiriendo insultos contra toda persona que cuestionaba la actitud.

“Así son incluso su paro ha servido para que se reúnan y consuman alcohol, y ahí están las consecuencias un niño atropellado”, comentó la ciudadana.