Seguridad Vial

jueves, 19 de noviembre de 2009

12 muertos en la carretera a Oruro

Doce personas murieron ayer en tres accidentes de tránsito en la carretera La Paz-Oruro, otras 42 quedaron heridas y son atendidas en los hospitales de El Alto y de la ciudad sede de gobierno.

El vuelco de costado del bus de la empresa Trans Alteño, en la población de Calamarca, dejó el saldo de nueve personas fallecidas y 42 heridas. El bus que se dirigía a Oruro salió de la carretera y dio dos vuelcos por evitar chocar con otro (26 de Julio) que viajaba hacia El Alto, La Paz.

Las nueve personas fallecidas aún no fueron identificadas, y los 42 heridos son atendidos en el hospital alteño Corazón de Jesús, ubicado en la zona de El Kenko, informó la directora de la Unidad Operativa de Tránsito de la ciudad de La Paz, Basilia Meneses.

En tanto que la directora del nosocomio, Rosario Campero, corroboró la afirmación de Meneses, pues de Calamarca llegaron al hospital 43 personas heridas y tres cuerpos de personas fallecidas durante el traslado.

Campero explicó que del total de los heridos, cinco se encuentran en situación delicada y eran intervenidos anoche quirúrgicamente por diferentes lesiones sufridas. “Una de las más graves es una mujer que tiene casi cinco costillas rotas”, manifestó.

Meneses afirmó que el conductor del bus Trans Alteño, Anastasio Daniel Mamani, con licencia de conducir categoría “C” y N° 4414075, resultó herido en el accidente, pero fue auxiliado por otro bus de la misma empresa, y hasta las 23.15 no se conocía su paradero.

La jefe policial señaló que sólo hay 28 personas en la lista de pasajeros del bus accidentado y que “lo más seguro es que en el recorrido el número de personas se haya incrementado”.

“Si el chofer del bus 26 de Julio no salía de su carril, no hubiera pasado el accidente”, afirmó una pasajera del bus 26 de Julio, que denunció al conductor del vehículo en el que se transportaba.

“Yo soy pasajera del bus 26 de Julio y hemos partido a eso de las 13.00 de Oruro y estábamos tranquilos hasta llegar a Calamarca, pero el chofer de nuestro bus quiso adelantarse a un taxi blanco y casi se choca de frente con el bus Alteño y logramos esquivarlo. El otro chofer del bus me imagino que no pudo hacer nada porque frenó de golpe y se volcó, dando vueltas”.

El secretario general del sindicato de Trans Alteño, Juan Gutiérrez, aseguró que el supuesto culpable del siniestro es el chofer del bus 26 de Julio, por su imprudencia al querer rebasar a otro. Además, éste no prestó ayuda a las personas heridas y abandonó el lugar. Gutiérrez también responsabilizó del hecho a Tránsito de El Alto. “No hace control y los buses salen como les da la gana, ni siquiera revisan la lista de pasajeros ni controlan las horas de salida”. Recordó que los choferes deberían ayudar a los heridos.

Datos generales

Accidente • El siniestro se suscitó aproximadamente a las 15.30, según informaron los policías que se constituyeron a la localidad de Calamarca.

Objetos • Las pertenencias de las personas heridas del accidente fueron recogidas por efectivos policiales y funcionarios del bus, después que terminaran desparramadas.

Dueños • El dueño del bus Trans Alteño, Noel Zegarra Solares, está herido, según el hospital Corazón de Jesús. Su esposa, Lucía Mamani Salinas, murió en el accidente.


Tres decesos en dos accidentes

Tres personas murieron ayer en dos accidentes de tránsito en la carretera La Paz-Oruro. A las 17.00, un camión Volvo volcó en la población de Konani, a 80 km de Oruro. El chofer, Hilarión Condori Mamani, y el profesor Timoteo Mamani Mancilla, que abordó el vehículo en Caracollo, murieron. El acompañante, Heriberto Corani Figueredo, quedó herido y trasladado a La Paz.

De acuerdo con el reporte de la red ATB, el camión imprimía exceso de velocidad y en ese momento caía granizada y por ello el conductor no pudo controlar el camión que transportaba soya. Salió de la vía y pretendió volver y en eso volcó.

El tercer deceso se produjo a un par de kilómetros de Calamarca, en la población campesina de Layure, donde un camión volcó y atropelló a una persona que era originario del lugar.

Tras el accidente, los ocupantes del motorizado no auxiliaron y huyeron del lugar, según testimonios de los campesinos. El camión Volvo F-12 llevaba una carpa azul y se dirigía a Oruro.