Seguridad Vial

jueves, 31 de julio de 2008

24 heridos en un choque cerca de Achacachi

Una colisión frontal de dos vehículos de servicio público dejó como saldo 24 personas heridas en la carretera La Paz-Achacachi, a la altura de la comunidad de Copancara.

El choque fue entre el minibús con placa de control 607-XRP, conducido por Edwin Huallpa Ventura (33), y un vehículo similar con placa 587- NZS, manejado por Pedro Yujra (36).

Según la Unidad Operativa de Tránsito, la colisión frontal se produjo por la invasión de carril del minibús de Huallpa Ventura, quien perdió el control del motorizado en una curva y llegó a impactar con el vehículo que venía en sentido contrario.

lunes, 28 de julio de 2008

Tres peatones mueren arrollados, entre ellos una mujer embarazada

Tres personas fallecieron atropelladas por vehículos en las últimas horas en las rutas de la ciudad capital, según el informe policial.
El primer caso sucedió la noche del sábado en inmediaciones del barrio Cañada Pailita del Plan Tres Mil, donde un motorizado arrolló a Cecilio Pessoa Rivero, de 50 años, que fue auxiliado y trasladado al hospital Virgen Milagrosa de la zona, pero llegó a fallecer poco después debido a las graves lesiones.
El segundo hecho tuvo lugar a las 23:00 del mismo día en dirección del kilómetro 12 de la carretera a La Guardia. Un automotor, cuyas características se desconocen, se llevó por delante a un peatón no identificado, cuya edad oscila entre los 25 y 30 años, según el cálculo realizado en la morgue del hospital San Juan de Dios, donde esperan que aparezcan sus familiares para reconocerlo.
El tercer episodio lamentable ocurrió ayer por la mañana en cercanías de La Guardia, localidad en la que un motorizado atropelló a Máxima Teresa Paredes Aliaga (42), que tenía ocho meses de embarazo. Tanto ella como la criatura de sexo femenino fallecieron en el acto. Los restos fueron llevados a la morgue del hospital San Juan de Dios para la autopsia de ley. El esposo recogió los cuerpos de sus seres queridos.
Estas desgracias se sumaron a otra sucedida el sábado por la tarde en la calle 20 de la avenida Che Guevara (barrio Tres Lagunas), donde un camión basurero pisó y mató al niño Jesús Rodrigo García Vaca, de siete años, que se encontraba en la vía pública jugando con otros pequeños, según los datos extraoficiales.

domingo, 27 de julio de 2008

Un niño murió atropellado por un vehículo basurero


A las 17:00, un vehículo transportador de basura atropelló y mató al niño Jesús Rodrigo García Vaca (7). La desgracia sucedió en la calle 20 de la avenida Che Guevara, cuando el pequeño y otros chicos estaban jugando en el sector. Un testigo dijo que el chofer del camión entró de retro a la calle y no se percató de la presencia de los menores, mientras que el acusado indicó que el niño se colgó del motorizado.

Accidentes sin consecuencias en La Paz

Dos hechos de tránsito, sin graves consecuencias ni heridos, se registraron ayer en la ciudad de La Paz, se informó en el Organismo Operativo de Tránsito.

En la curva de Munaypata, en el carril de bajada de El Alto a La Paz, un taxi se embarrancó casi 20 metros, y la vegetación existente evitó que la caída fuese mayor. Se indicó que el taxista rato antes había cambiado la llanta de auxilio, éste al ser requerido por los periodistas reaccionó molesto y no quiso dar explicaciones. Mientras que la colisión múltiple entre un omnibús, una vagoneta, un minibus y un taxi, ocurrió a las 16.45 cerca de la terminal de buses paceña, y en Tránsito se indicó que los daños son materiales y que nadie resultó herido.

sábado, 26 de julio de 2008

14 heridos tras el vuelco de un bus en el camino a Viacha

La Unidad Operativa de Tránsito informó que 14 personas resultaron heridas ayer a raíz del vuelco de un bus de servicio público que salió de la carretera en el tramo Viacha-La Paz, en la localidad de Achiri. El hecho ocurrió a las 06.30.

Según el informe de la División Accidentes, el ómnibus Mercedes Benz con placa de control 144-FSA, de servicio público y conducido por Germán Vichini Huallpa (31) volcó sobre su costado izquierdo. Los heridos (ver lista) fueron auxiliados al Hospital Agramont de El Alto. Allí se informó que varios de los afectados están delicados.

Otro hecho ocurrió en la localidad de Butilaca, carretera a Charaña. Siete personas quedaron heridas y trasladadas al mismo hospital.

Los heridos

María Usnayo Mamani (78)

Modesta López Usnayo (45)

Hugo López Usnayo (46)

Fabiola López Condori (19)

Alejandro Chipara Mamani (65)

Martha Condori Huanca (38)

Antonio López Usnayo (54)

Teodora López Usnayo (49)

Martha Raquel Cabrera López (09)

Heriberto Tumiri López (25)

Clemente Cabrera Paucara (57)

Crusa Quispe Yapasi (70)

Ximena López Condori (10)

Reynaldo López Usnayo (46)

Fuente: Unidad Operativa de Tránsito

martes, 22 de julio de 2008

Un hombre murió, al parecer, atropellado





El cuerpo de un hombre, de unos 30 años, fue traído desde Montero a la morgue del hospital San Juan de Dios para la autopsia de ley. Aparentemente, un motorizado lo atropelló y lo abandonó en la vía pública. El Organismo Operativo de Tránsito en la capital montereña se hizo cargo de la investigación, según el informe oficial.
El cadáver no ha sido identificado. En la morgue esperan que sus familiares acudan a reconocerlo. En el lugar informaron de que los restos del malogrado hombre permanecerán unos días a la espera de sus parientes, caso contrario lo sepultarán en una fosa común.
Asimismo, en la localidad Alto Alalay (Vallegrande), una camioneta volcó en la ruta y causó cinco heridos. Se desconocen las causas del accidente, pero los lesionados Zuleica González González (43), profesora; Teófilo Lino Bracamonte (45), agricultor; Joel Peña Lino (20), estudiante; Carmen Rosa Vidal Peña (44), ama de casa, y Wálter Calderón Aguilar (32), agricultor, fueron traídos al hospital San Juan de Dios, donde están bajo observación.
El fin de semana no ha estado exento de accidentes. El sábado, en la localidad de Saavedra, falleció una chica, de 15 años, luego de haberse caído de una moto.
El domingo, cerca de Ascensión de Guarayos, un camión cargado con troncas, atropelló un hato de ganado y mató unas 10 reses. En la ciudad capital, en la ruta al norte, hubo una quíntuple colisión con heridos. Alberto Rojas, jefe de Tránsito, informó de que el 19 y el 20 se registraron 22 accidentes. En 15 de ellos, los conductores estaban bajo influencia alcohólica.

lunes, 21 de julio de 2008

Un muerto y cuatro heridos en accidentes en ruta a Vinto





Dos accidentes de tránsito causaron la muerte de una persona y dejaron gravemente heridas a otras cuatro. Los accidentes ocurrieron en la avenida 24 de Junio, las noche del miércoles y jueves. Esta ruta muy concurrida es muy peligrosa en horas de la noche y nuevamente se tiñó de sangre.

El accidente que cegó la vida de una joven ocurrió el pasado miércoles, cuando una vagoneta colisionó con la parte trasera de un camión trailer que también se encontraba en movimiento.

La vagoneta con placa de control 959-IPI, era conducida por Ramiro Choque A., de 25 años, quien iba acompañado de la joven Maura Blanco (20), esta mujer falleció debido a que el motorizado quedó debajo de la parte trasera del camión.

Fue necesaria la intervención de efectivos policiales para rescatar el cadáver de la joven, que estaba prácticamente atrapada en medio de los fierros retorcidos.

El conductor de la vagoneta resultó herido y fue trasladado al hospital general San Juan de Dios. Los policías de Tránsito le realizaron la prueba de alcoholtest y dio un resultado de 0.66 grados de alcohol en la sangre. El cadáver de la joven, luego de ser rescatado, fue llevado a morgue del hospital general.

HERIDOS

El jueves, aproximadamente a las 21:30 horas, ocurrió otro nuevo accidente en la avenida 24 de Junio, cuando una vagoneta se estrelló con la parte central (comienzo) de la jardinera de concreto que separa ambos carriles.


La vagoneta con placa de control 1196-ZRS, conducida por Pavel Ortega, de 23 años, quien tenía como acompañantes a Juan Luis Flores (19), Miguel Cansio Vásquez (18) y Edwin Quispe (23).

En este accidente no hubo personas fallecidas pero si cuatro heridos de gravedad.

Según el diagnóstico médico: Pavel Ortega tiene una herida cortante en la cara; Edwin Quispe tiene una fractura del fémur izquierdo; Miguel Vásquez tiene también fractura de fémur y el más grave es Juan Luis Flores que tiene traumatismo encéfalo craneal (tec) abierto.

Estos heridos fueron llevados al hospital general San Juan de Dios.

Adolescente murió en un accidente


Una chica, de 15 años, identificada como Paola Andrea Cuéllar C., falleció ayer luego de permanecer en estado grave en el hospital San Juan de Dios a raíz de un accidente de tránsito ocurrido en la localidad de Saavedra, al este de la ciudad de Montero.
De acuerdo con la información extraoficial, se conoce que la adolescente circulaba en una motocicleta y, por razones que aún se desconocen, perdió el control del vehículo y cayó a la calzada, luego aparentemente la pisó un motorizado y le ocasionó heridas graves en la cabeza, que derivaron en su deceso.
Un juez se hizo cargo del traslado de la víctima al hospital San Juan de Dios. El caso está siendo investigado por agentes dependientes del Organismo Operativo de Tránsito de la capital montereña.
Por otro lado, ayer, a las 10:45, en inmediaciones del kilómetro 8 de la carretera al norte de la ciudad capital, ocurrió una quíntuple colisión con varias personas golpeadas, conforme a los datos recabados en el lugar del percance.
En el aparatoso accidente se vieron involucrados una vagoneta Toyota, placa 1892-ZCP, que inutilizó un poste de alumbrado público; un trufi ‘expreso Montero-Santa Cruz’ (1465-FZP), un taxi Toyota Ipsum blanco (1786-EGG), una camioneta Chevrolet azul (302-NSA) y una vagoneta Toyota Corolla negra (1606-ZBH).
Paola Ramírez N., conductora del taxi Toyota Ipsum, manifestó que ella iba con un pasajero hacia el aeropuerto cuando una vagoneta se pasó del otro carril y se le vino encima a ella y al trufi. Aparentemente el causante del desbande fue otro vehículo que, en la vía hacia la ciudad, golpeó a dos motorizados.

domingo, 20 de julio de 2008

Pese a controles, aumentan los accidentes por ebrios al volante

El consumo de alcohol causa estragos en la calle. De acuerdo con las estadísticas de Tránsito, de la división de Accidentes, hasta junio de este año se registraron 806 casos provocados por conductores en estado de ebriedad. En ese mismo periodo del año pasado hubo 675 incidentes de este tipo.
Según las estadísticas, de los casos atendidos en las comisarías, el primer lugar ocupa la conducción en estado de ebriedad. De los 1.441 hechos que se atendieron hasta junio, 350 fueron por este motivo. En lo que va del año se ha suspendido temporalmente la licencia a 88 personas y dos la perdieron de forma definitiva por reincidir en este delito.
Las autoridades aseguran que las personas hacen poco caso a las normas de Tránsito. Indican que cada vez que realizan operativos les recuerdan que al conducir bajo los efectos del alcohol no sólo exponen sus vidas, sino también la de los demás. A diario hay choferes que son encerrados en las celdas de la Policía por haber cometido infracciones y ocasionar accidentes en la vía pública, que en muchos casos terminan con la vida de inocentes. En lo que va de este año, se han registrado 24 muertes en accidentes de tránsito. Otras 304 personas resultaron lesionadas.
El director de la Unidad Operativa de Tránsito, Alberto Rojas, explicó que ahora se captan más casos porque también se atiende en las comisarías y se hacen operativos en puntos estratégicos. Además, con el objetivo de aumentar la vigilancia, por decisión de la Fiscalía de Distrito hace más de un mes fue designado a Tránsito el fiscal Carlos Candia.
Según Candia, los accidentes ocasionados por choferes ebrios se habían incrementado en los últimos meses, por eso decidieron actuar de forma continua. Antes, los controles se endurecían más los fines de semana, pero ahora también se hacen en días ordinarios, porque hay los denominados ‘lunes pato’, que es cuando se consume en abundancia bebidas alcohólicas.
El fiscal Hugo Iquise considera que los operativos están dando resultados positivos, porque cuando se hace vigilancia rigurosa, se registran menos muertes. "Los que han sido cautelados, difícilmente vuelven a reincidir”, acotó.
Los conductores que hicieron los cursos obligatorios para obtener la licencia de conducir, saben que la principal recomendación es no manejar cuando se ha ingerido bebidas alcohólicas. "El problema es que muchos no saben ni conducir porque tienen licencias compradas", aseguró John, un joven de 31 años.
Según las autoridades de Tránsito, para seguir combatiendo a los ebrios del volante se necesita más personal, porque los que están asignados a esta tarea no son suficientes. "Atendemos hasta las 11:00 porque los efectivos deben salir a la calle hasta las 13:00; luego almuerzan y vuelven a las oficinas. Por la tarde vuelven a salir, de 17:30 a 20:00. También lo hacen por las noches y los fines de semana", enfatizó el director de la unidad. Son ésos precisamente los horarios que muchos ciudadanos llaman ‘horas de recaudación’. Sin embargo, resulta difícil comprobar y llegar a procesar a un efectivo por las coimas que recibe, porque los conductores no denuncian para encubrir su delito. Las autoridades policiales aseguran que sólo pueden actuar en caso de que exista una denuncia formal, algo que en la práctica no se hace porque no hay quién pueda vigilar a cada efectivo. Los mismos policías aseguran que es tan culpable el que da la coima como el que la recibe.
Los operativos también se hacen en la terminal Bimodal para constatar que los choferes de flotas no hayan consumido bebidas alcohólicas.

Sanciones que establece el Código de Tránsito

Por conducir en estado de embriaguez ocasionado por haber ingerido bebidas alcohólicas o bajo efecto de drogas, narcóticos u otros alucinantes: por la primera vez con cuatrocientos pesos bolivianos ($b 400) de multa; por la segunda vez con inhabilitación por un año y por la tercera vez con suspensión definitiva.
Si por conducir en estado de embriaguez se ocasionare accidente a cuya consecuencia resultaran personas muertas o gravemente lesionadas, la sanción será de suspensión definitiva del conductor. (Art. 380)

Por conducir vehículos sin tener brevet, licencia ni autorización, con cinco días de arresto.

Por confiar o permitir la conducción de su vehículo a persona que no tenga brevet ni autorización, con trescientos pesos bolivianos ($b 300) de multa al propietario del motorizado.

Por alterar o falsificar el brevet, licencia o autorización para conducir, con cinco días de arresto, sin perjuicio de la sanción penal que corresponda imponer a los tribunales de justicia.

Por facilitar o prestar su brevet a otra persona para la conducción, con inhabilitación de un año.

Por circular con exceso de velocidad, con doscientos pesos bolivianos ($b 200) de multa.

Testimonios

Hombre de 40 años
Te marca toda la vida
"Después que fui detenido, cuando voy a beber dejo mi vehículo y prefiero tomar un taxi, porque cuando te agarran te envían ante un juez cautelar y piden un montón de plata antes de salir. Tuve que pagar como Bs 600 para recobrar mi libertad.
Los operativos son buenos, porque si caes te marcan para toda la vida. Estuve 24 horas encerrado. Me agarraron viernes por la noche y salí el sábado por la tarde, después que se hizo la cautelar y cuando cumplí los exigencias. En las celdas todos son iguales, hay abogados, periodistas, ingenieros o militares, hay de todo”.

Hombre de 32 años
Llevo suelto para pagar
“Una vez me detuvieron por Los Chacos y me llevaron a la comisaría de la Pampa de la Isla; estaba con un primo. Allí le discutimos a los pacos, porque querían que les paguemos Bs 400 para no llevarnos a la oficina de Tránsito. No teníamos ni un peso y tuvimos que llamar a una prima para que nos preste. Dijeron que era para la gasolina, porque de lo contrario nos llevaban a la central y ahí no nos dejaban salir. Después he caído varias veces, pero siempre he pagado, por eso llevo dinero suelto, aunque ellos no quieren Bs 10 ó 20. Cobran arriba de Bs 100.

Hombre de 35 años
Fue injusta mi detención
“Lo mío fue injusto, porque apenas había tomado dos copas cuando me agarraron. Me llevaron porque mi vehículo no tenía placa y cuando me hicieron la prueba de alcoholemia salió positivo, porque me hicieron con una varilla que la había usado otra persona. Me liberaron al día siguiente, sin llegar ante el juez, pero tuve que explicar al fiscal lo que sucedió. También había un hombre que estaba con pantalón corto y chinelas, porque había ido al supermercado y se compró dos latas de cerveza al salir, y lo detuvieron hasta con sus cosas”.

Con tres reincidencias pierden la licencia
Infracciones. La norma de Tránsito está desfasada y creen que es necesario endurecer las sanciones.
De acuerdo con un sondeo de opinión, el mayor defecto de los hombres bolivianos es ser bebedor

Si se cumpliera al pie de la letra lo que especifica la norma de Tránsito, muchos estarían privados de conducir en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, dado que los que reinciden tres veces, al conducir su vehículo en estado de ebriedad, pierden su licencia de forma definitiva.
El Código de Tránsito estipula que en la primera infracción se cobra una multa; en la segunda, se emite una resolución donde se decomisa la licencia por un año; y en la tercera se la quita con carácter indefinido. "No se le entrega más su licencia", aseguró el director de Tránsito, Alberto Rojas.
Para evitar estos incidentes, la dirección de la Unidad Operativa de Tránsito insiste en que los efectivos de la Policía están dispuestos a prestar auxilio y que los conductores deben acudir a ellos; pero muchos se han llevado decepciones. "Una vez solicité que un policía me lleve a mi casa; en vez de hacerlo, me sacó plata para no llevarme a Tránsito”, señaló un joven que en reiteradas ocasiones ha tenido que dar 'coimas' a los policías. "Ya aprendí a lidiar con ellos, aunque si pueden te sacan el cuero pidiéndote plata", acotó.
"Hay que tener listo unos Bs 20 para darles, sino te llevan; nunca te ofrecen ayuda", añadió otro joven de 25 años.
El director de Tránsito, indicó en que ahora existen comisarías y unidades en los módulos que hay en los diferentes distritos de la ciudad, por lo tanto siempre está el personal de servicio, incluyendo choferes de emergencia que pueden colaborar. "No cuesta nada pedir a la Policía que lo lleve a su casa, pero obviamente reconociendo el monto que pagaría a un taxi de regreso, que es una cifra mínima pero que va a salvar su vida y la de los que están a su alrededor", enfatizó la autoridad.
La Unidad Operativa de Tránsito todavía maneja un código que establece sanciones por infracciones estipuladas en pesos bolivianos, porque la norma fue emitida el 16 de febrero de 1973. Ahora esas infracciones son cobradas con tarifas adaptadas a la moneda actual. Hasta el momento se han presentado varios proyectos al Parlamento para modernizar el código, pero ninguno ha sido aprobado, por lo tanto continúa en vigencia el antiguo. Los artículos son de cumplimiento obligatorio y no está permitido conducir vehículos sin el respectivo brevet, más aún en estado de ebriedad.
El fiscal asignado a Tránsito, Carlos Candia, considera que es necesario hacer ajustes, no sólo esta norma, sino también al Código Penal, porque es preciso endurecer más las penas de los artículos referidos a la conducción peligrosa. “Nosotros los detenemos por 24 horas y los llevamos ante el juez, pero éste normalmente los larga porque no procede la detención preventiva”, remarcó.

Experiencia brasileña baja muertes
Después de que entró en vigencia la ley 11.705, conocida como ley seca, en San Pablo, disminuyó un 57% el número de muertes relacionadas a accidentes de tránsito, según los datos obtenidos por el Instituto Médico Legal de la capital paulista.
El instituto comparó los registros de los dos últimos fines de semana de julio con los tres primeros de junio, en tres unidades que tienen las zonas sur, este y centro de la ciudad. Hasta el mes anterior registraron 14, 11 y 10 muertes, es decir, un promedio de casi 12 decesos en cada fin de semana. Sin embargo, después de que se empezó a aplicar la nueva legislación, las pérdidas humanas sólo llegaron a cinco.
La Policía Militar realiza operativos en diferentes zonas y aplica lo estipulado con todo el rigor de la ley. El artículo 165 del Código de Tránsito brasileño contempla una multa elevada para los que conducen en estado de ebriedad y son llevados a la delegación.
En otros países, como Colombia, también han endurecido sus leyes para evitar que sigan incrementando muertes por ebrios que están al volante.
Los colombianos establecieron que el conductor de un vehículo particular que comete esta infracción en estado de embriaguez, además de pagar un elevado monto de multa, se verá sometido a la suspensión de la licencia de un periodo que oscila entre ocho meses y un año. Para los que manejan vehículos de servicio público la medida todavía es más dura porque la suspensión de la licencia es de uno a dos años, además no se permite la movilización del vehículo.

Beber, visto como el principal defecto del hombre boliviano
Según la opinión de 1.977 personas que participan en el sondeo de opinión que realiza EL DEBER en su página web, el mayor defecto que tienen los hombres bolivianos es ser bebedor. Esta percepción coincide con los comentarios de personas que llegan del exterior, que aseguran que a muchos compatriotas les piden desocupación de sus cuartos por provocar escándalos en las farras que realizan, sobre todo en fines de semana, cuando están de descanso.
En un segundo plano colocan el machismo, con casi un 33% de los votos que se inclinaron por esta característica. En este aspecto, el maltrato que dan los bolivianos a sus esposas ha sido noticia mundial y se han dado casos que llegan hasta el extremo de quitarles la vida.
Le siguen otros defectos, aunque con un margen muy amplio, como que son inmaduros (9%), tienen poca predisposición en el trabajo (7%), son poco caballeros (5%), egoístas (3%) y otros con casi un 3%.

Somos una cultura festiva
Cielo Jenny Ferrufino Socióloga
Somos una cultura muy festiva, nos gusta celebrar por los logros y también por los fracasos. Pareciera que se busca en la bebida un mecanismo de compensación; en el caso de la derrota, para evadir la realidad, y en el de los triunfos, como sentimiento que reafirma el logro. Además, hay que agregarle un elemento importante de la cultura, desde el punto de vista de la sociología, es que somos una sociedad muy anómica. Esto quiere decir que somos personas de una sociedad donde no nos gusta respetar las normas y siempre estamos buscando la manera cómo evadir su cumplimiento; porque la asumimos como parte de nuestra viveza criolla, al punto de sentirnos bien cuando evadimos las normas.
Es frecuente escuchar esto en las personas que violan las normas de tránsito, porque llegamos a una esquina y siempre estamos atentos para infringir la norma cruzando en rojo. Si el agente de tránsito no está mirando estamos listos para romper las reglas y creemos que es parte de nuestra cultura, que así somos más vivos que los demás.
En los particulares que ahora está haciendo la Unidad Operativa de Tránsito y en las reiteradas oportunidades en las que a veces una misma persona infringe, muestra la falta de educación y de conciencia ciudadana. Esta ciudad se ha vuelto caótica porque aplicamos simplemente la ley del más fuerte.

Mueren 108 personas en 6 meses

El primer semestre de este año fallecieron 108 personas en La Paz como consecuencia de accidentes de tránsito y otras 1.554 resultaron heridas.

El jefe de la División de Accidentes de la Unidad Operativa de Tránsito de La Paz, coronel Augusto Angulo, aseguró que disminuyeron los decesos con relación a similar periodo del año pasado, pero los heridos llegaron a 461.

En el mismo periodo de la gestión anterior se registraron 112 muertos y 1.093 heridos.

Uno de los hechos más recientes ocurrió el jueves en la carretera La Paz-Desaguadero, donde una vagoneta que intentaba rebasar a otro vehículo se estrelló contra un camión. En el accidente murieron siete viajeros.

En el departamento de La Paz, las rutas en las que se registraron más accidentes son La Paz-Oruro, La Paz-Desaguadero y La Paz-Yungas. De acuerdo con los datos estadísticos, el 66 por ciento de los hechos se produjeron por imprevisión del conductor, el 12 por ciento por imprudencia del peatón y el 11 por ciento por el estado de embriaguez del chofer.

Se registraron 2.744 sucesos por no tomar las previsiones correspondientes, mientras que en la gestión pasada hubo 3.222

hechos.

Las imprevisiones se refieren a una gama de sucesos que van desde el adelantamiento indebido, el ingreso a intersecciones sin acatar las normas de tránsito, hasta el exceso de carga. Las carreteras registraron más accidentes.

sábado, 19 de julio de 2008

12 muertos en un vuelco en la cuesta de Sama


Otro trágico accidente se registró ayer, esta vez en Tarija, cuando un bus pequeño de la empresa Andes Bus se embarrancó aproximadamente 150 metros en la cuesta de Sama y dejó 12 personas fallecidas y 16 heridas.

El vehículo con placa de control 1200-FTA cubría la ruta de Sucre a Tarija. Ya había dejado y recogido pasajeros en Potosí como en Camargo y se acercaba hacia la ciudad de Tarija.

Según el reporte preliminar de la Policía departamental, a la altura de la población de Tucumillas el vehículo pasó directo una curva y se precipitó al vacío.

Tras el hecho de tránsito fallecieron 12 personas, quienes fueron trasladadas hasta la morgue del hospital San Juan de Dios de Tarija en ambulancias de Radio Patrullas 110. Los Bomberos se encargaron de evacuar a los heridos hasta el nosocomio para que reciban atención médica.

El comandante departamental de Tarija, coronel Reynaldo Iturri, informó que se maneja dos hipótesis de las posibles causas del accidente. La primera señala que fue el cansancio del conductor, Armando Tórrez (38), el que ocasionó que perdiera el control del motorizado; y la segunda indica que el vehículo tuvo fallas mecánicas, hecho que neutralizó la dirección del coche.

“Sin embargo, todo eso está sujeto a una investigación”, señaló la autoridad policial.

Los heridos, Rosa Rivera (17), Freddy Cayo (27), Nelly Zelaya (27), Carla Ramírez (18), Gloria Miranda (18), Bernardino Pereira (37), Marcelo Huanca (28), Feliciano Peña y Lillo (64), Marcelo Flores (19), Norma Cabezas (34), Melissa Choque (53), Armando Tórrez (28), Alfredo Janco (28), Álvaro Flores (22) y dos personas más, presentan cortes, traumatismos y varias fracturas.

La semana pasada en Potosí, un camión repleto de personas se embarrancó 250 metros. Tras el hecho fallecieron 52 personas.

El conductor invadió el carril

Tras la colisión del jueves entre una vagoneta y un tráiler en la carretera hacia el Desaguadero (La Paz) que dejó siete fallecidos, el informe policial indica que el siniestro se produjo porque el chofer de la vagoneta invadió el carril contrario por adelantar a otro vehículo.

Según informó el jefe de Accidentes de Tránsito, coronel Augusto Angulo, el conductor Gumercindo Condori (26) quiso adelantar a otro motorizado y aceleró hacia la derecha, sobre una delgada ruta de cascajo.

Las piedras ocasionaron que el vehículo pierda el equilibrio y se fue directamente hacia el otro carril luego de pasar al coche que estaba adelante. La vagoneta se topó de frente contra un tráiler.

Las personas que murieron son: Gumercindo Condori, subteniente Víctor Hugo Chura,

Casiano Caba, Moisés Asca (peruano), Rosa Nakamatsu y dos personas que no presentaban documentos de identidad. El comandante de la Policía de La Paz, coronel Raúl Mantilla, informó que fallecieron decapitados.

VÍCTIMAS FATALES

Fallecidos • Javier Arancibia (22), Marcela Llahualca (42), una persona de apellido Carvajal (20), Alison Ocampo (24), Leoncio Ocampo (48), Lucio Rueda (37), Sebastián Aramayo (43), Felipe Aramayo (38), Francisco Zenteno (51) y tres más sin identidad.

Traslado • La Policía tuvo que usar al menos tres ambulancias y una camioneta de la Policía Caminera para trasladar tanto a los fallecidos como a las personas que resultaron heridas.

viernes, 18 de julio de 2008

Los accidentes de tránsito se llevaron 79 vidas en julio

El embarrancamiento de un minibús dejó ayer el saldo de tres personas fallecidas en la ruta La Paz-Challa. Este hecho de tránsito se suma a por lo menos siete accidentes registrados en tres departamentos del país, en lo que va del mes, con un total de 79 decesos.

Supuestas fallas mecánicas, exceso de velocidad, embriaguez e imprudencia del conductor son las causas preliminares indicadas por la Policía en sus estadísticas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó en mayo que las cifras de muertes de personas en accidentes de tránsito en Bolivia son más altas con relación a las registradas en otros

países de la región. Por ello comparó los niveles de mortandad con una “epidemia silenciosa”.

Según Cristian Darras, del organismo internacional, en Latinoamérica, por cada 100.000 habitantes se producen 16 muertes en hechos de tránsito; sin embargo, esta cifra sube en Bolivia ya que por cada 100.000 ciudadanos hay 24 decesos.

Uno de los últimos sucesos ocurrió ayer cuando un minibús con placa 1691 SRL se embarrancó a una profundidad de 350 metros en la carretera que une la sede del Gobierno y la localidad de Challa, en inmediaciones de la comunidad de Asquillani del departamento de La Paz.

Como consecuencia del hecho fallecieron Máxima Pañuni Alanoca (25), José María Pañuni (20) y Mario Gonzales Pañuni, un menor de seis años de edad, según el informe del coronel Augusto Angulo, jefe de la División de Accidentes de la Unidad Operativa de Tránsito.

El jefe policial dijo que el chofer del motorizado, Santos G., quien está internado en el Hospital Agramont de El Alto, perdió el control del vehículo aparentemente por causas mecánicas. Sin embargo, los agentes del orden iniciaron una investigación para determinar las causas del hecho.

El coronel Angulo indicó que “estamos corroborando con indicios y evidencias. Puede ser (el accidente) atribuible a la persona o a sus sistemas (automotrices)”.

Los casos

Hasta el jueves 17 de julio ocurrieron al menos siete hechos de tránsito con la pérdida de vidas humanas.

El 16 de julio, tres personas murieron tras la colisión de un bus El Dorado con un taxi en una intersección de la avenida 6 de marzo de El Alto. Otras cinco resultaron heridas.

El 13 de este mes, en Potosí, cuatro personas perdieron la vida (tres extranjeras) luego de que el vehículo en el que viajaban volcara por circunstancias desconocidas en el Salar de Uyuni, Potosí.

El 8 de julio, 52 personas perecieron en el embarrancamiento de un camión que circulaba por inmediaciones de Yocalla, Potosí. El vehículo, que se dirigía a la localidad de Tinguipaya, no contaba con el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT).

Entre el 5 y 6, en Cochabamba, 11 personas murieron en accidentes que la Policía atribuyó al consumo de alcohol.

El 3 de julio, una vagoneta se embarrancó en la zona de Vinto Tinto (Cochabamba) con el saldo de dos muertos. La Policía informó que el chofer hablaba por un teléfono celular antes del siniestro.

El 2 del presente mes, en las rutas de La Paz-Unduavi y La Paz-Desaguadero fallecieron cuatro personas.

Cada año fallecen 1.000 personas

De acuerdo con datos del coronel Juan Baldiviezo, ex jefe de la División de Accidentes de la Unidad Operativa de Tránsito, en los nueve departamentos del país cada año mueren en promedio 1.000 personas en choques, vuelcos, atropellos y embarrancamientos de vehículos. Esa cifra, según proyecciones policiales, subirá gradualmente en 200 decesos más por año.

A escala nacional, ocurren entre 200 y 300 hechos relativos a la circulación de automotores (conductores ebrios, raspones de vehículos, colisiones, entre otros). De ellos, sólo en el departamento de La Paz se registran 80 accidentes de tránsito al día.

Las rutas peligrosas

Durante el periodo 2000-2006, murieron 6.178 personas en accidentes, según el texto Normas y procedimientos de prevención primaria de hechos de tránsito, presentado por el Comando General de la Policía Nacional.

En la sede del Gobierno, las rutas en las que se registraron más accidentes son La Paz-Oruro, La Paz-Desaguadero y la que une la capital con Yungas.

La Organización Mundial de la Salud recomendó reducir el número de accidentes mediante el uso de cinturones de seguridad por parte del chofer y de los pasajeros, prohibición del consumo de alcohol a quienes conduzcan un vehículo, control del exceso de velocidad y prevención.

jueves, 17 de julio de 2008

El AlTO • El accidente ocurrió en la avenida 6 de Marzo. Las personas muertas estaban en el automóvil.

El choque entre un bus de flota El Dorado y un automóvil tipo taxi, cobró la vida de tres personas y dejó al menos cinco heridos ayer en la avenida 6 de Marzo a la altura de la ruta que lleva hacia Achocalla en El Alto.
El hecho de tránsito ocurrió aproximadamente a las 14.00 y la red ATB informó que la Policía maneja dos hipótesis para determinar la causa del accidente. La primera es que el choque se debió al exceso de velocidad de la flota El Dorado; la segunda señala que el taxi, no respetó la señalización del lugar.

Las tres personas muertas son las que estuvieron en el automóvil: el conductor Rubén Condori (34) Fabiola Condori (16) y Ester Álvarez (25), los dos últimos eran pasajeros, informó el supervisor general de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen de El Alto, Tcnl. Franz Gonzales.

Luz Tejerina Álvarez (10 meses) y Miguel Ángel Condori (3) sobrevivieron en el vehículo marca Toyota con placa 575 XTE; fueron trasladados al hospital Sagrado Corazón de Jesús.

De la flota, tres personas resultaron heridas y fueron llevadas al hospital Agramond.

El lado izquierdo del automóvil blanco, el del conductor, quedó destrozado mientras que el lado derecho estaba casi intacto; en él estaban los niños.

Un periodista de La Razón observó que, por la fuerza del suceso, el taxi fue estrellado contra la baranda de concreto.

Las flotas de la empresa El Dorado han protagonizado una serie de accidentes en diferentes puntos del país. En abril del 2007, una flota de esa empresa se embarrancó en Cochabamba dejando un saldo de 35 muertos.

Un muerto en otro accidente

Un anciano de 83 años de edad fue atropellado ayer por un camión rojo, en el ingreso a Río Seco en El Alto. La víctima murió instantáneamente, informó el suboficial Javier Gonzales de la Policía de esa urbe.

Gervacio Misme Mamani es el nombre de la víctima que era oriunda de Ancoraimes de la provincia Omasuyos. El accidente se produjo aproximadamente a las 16.00.

El informe preliminar señala que la llanta trasera derecha del camión le pasó por encima; con el impacto el anciano falleció de forma inmediata. “Aún no establecemos las verdaderas causas del hecho. Vamos a hacer una reconstrucción y allí vamos a establecer las causas, vamos a hacer las pruebas de alcoholemia al chofer y al peatón y vamos a poder determinar”, dijo Gonzales.

Sin embargo, este medio pudo comprobar, en el lugar de los hechos, que el chofer del camión tenía aliento alcohólico.

El conductor de nombre Édgar Vila Sosa (20) se encuentra detenido, mientras que los vecinos del lugar reclaman por la falta de control de esa ruta.

Tres transeúntes perdieron la vida en accidentes de tránsito

Tres personas murieron atropelladas en hechos de tránsito ocurridos en la ciudad y en la carretera a Camiri, según el reporte policial. El primer caso se registró la tarde del lunes pasado, en la avenida Tres Pasos al Frente, entre el tercer y cuarto anillo, donde un vehículo se llevó por delante a Delfín René Cartagena N. (47). Se supo que el conductor fue llevado a Tránsito.
El otro hecho tuvo lugar ayer por la mañana en el kilómetro 30 de la ruta a Camiri, en inmediaciones de la localidad La Guayaba, donde un motorizado atropelló a un hombre, de unos 45 años, cuyo nombre no se pudo obtener por falta de documentos. Según la Policía de La Guardia, el autor del accidente se dio a la fuga.
Asimismo, ayer, en la avenida Roca y Coronado, entre el segundo y tercer anillo, otro vehículo atropelló y mató a un peatón no identificado.

martes, 15 de julio de 2008

Murió peatón atropellado por un bus en av. Tres Pasos al Frente

René Cartagena (47) falleció luego de ser atropellado por un bus de la empresa Bolívar.
El accidente vial se registró a las 11:00 de ayer cuando Cartagena se aprestaba a cruzar la avenida Tres Pasos al Frente, entre el tercero y cuarto anillo de circunvalación.
Algunos testigos casuales aseguraron que el hombre había acabado de descender de un micro y que, supuestamente, de forma sorpresiva trató de cruzar la calle cuando justo en ese momento circulaba el bus guiado por D.R.S.
Aún con vida, el accidentado fue trasladado de urgencia a la clínica Kamiya, pero falleció a las 17:00.
El conductor fue detenido y derivado a la Fiscalía para prestar sus declaraciones, mientras que el motorizado quedó retenido. Peritos de Tránsito realizan las indagaciones para esclarecer el suceso. El fiscal encargado del caso pasará hoy al chofer ante un juez cautelar

Cuatro personas mueren tras un accidente en Uyuni

Tres extranjeros y un boliviano murieron ayer luego de que la vagoneta en la que viajaban dio un vuelco en un lugar entre la Isla del Pescado y el Hotel de Sal, a 55 kilómetros de la población de Uyuni (Potosí).
Según el reporte preliminar de la Policía, no se conocen aún las causas del siniestro; sin embargo, el comandante de la Policía de Potosí, coronel Julio Cepcel, señaló que se presume que fue por exceso de velocidad, pero que está en investigación.

La vagoneta siniestrada pertenecía a la empresa de turismo Colque Tours y era conducida por César Ayala García (30), de nacionalidad boliviana, quien falleció tras el accidente.

Las otras tres víctimas fatales son: Marcela Gilbert Maheiscout (58), de nacionalidad francesa; Ana María Tresen (48), de nacionalidad francesa; y Ben Molión (28), de nacionalidad belga.

Las personas que resultaron heridas —Isakui Sakayuki (21), de nacionalidad japonesa; Dishiope Ramiul (27), de nacionalidad belga; y Tomas Schumager (30), de nacionalidad alemana— fueron trasladadas inmediatamente a un nosocomio cercano.

Cepcel informó a ANF que en las próximas horas los restos de las víctimas extranjeras serán repatriados a sus países de origen. Hasta ayer los cadáveres estaban en la morgue de Uyuni. El primer día de mayo de este año, cinco turistas israelíes, cinco japoneses y tres bolivianos murieron calcinados después de que los vehículos en los que viajaban colisionaron de frente en pleno salar de Uyuni.

Los motorizados de las empresas Natours y Kantuta Tours explotaron porque se supo que cada uno tenía reserva de gasolina en unos galones sobre las parrillas de cada vehículo.

El martes 8 de julio, un camión que cargaba más de 60 pasajeros se embarrancó 200 metros en la población de Yocalla (Potosí). Fallecieron 52 personas en el accidente más trágico registrado estos últimos tiempos.

VÍCTIMAS

Fallecidos • Marcela Gilbert Maheiscout (58), Ana María Tresen (48), ambas de nacionalidad francesa; Ben Molión (28), de nacionalidad belga, y César Ayala García (30), de nacionalidad boliviana, conductor de la vagoneta.

Heridos • Isakui Sakayuki (21), de nacionalidad japonesa; Dishiope Ramiul (27), de nacionalidad belga; y Tomas Schumager (30), de nacionalidad alemana

lunes, 14 de julio de 2008

Choque de bus con camión


Alrededor de las 21:00 de ayer, el bus de la empresa Renacer, con 36 pasajeros, chocó con un camión en la vía al norte, por el surtidor López. El chofer resultó herido.

Un muerto y cuatro heridos en accidentes viales

Un hombre murió y otros cuatro resultaron heridos en dos accidentes de tránsito registrados la madrugada de ayer.
Según la Policía, Mario Roberto Barba (38) perdió la vida luego de estrellar su motorizado contra un poste de energía eléctrica cuando llegaba a Charagua. El infortunado había viajado a esa población para visitar a sus familiares. Su padre y otras personas lo auxiliaron para trasladarlo de urgencia a un centro asistencial de Santa Cruz de la Sierra, pero falleció en el trayecto.
Otro hecho vial se produjo también en horas de la madrugada de ayer en Los Negros, sobre la carretera antigua al interior.
Un camión arenero se estrelló contra un poste de tendido eléctrico y resultaron heridos el conductor, Marvi Montaño, y los trabajadores Rider Padilla y Julio Padilla. Los heridos fueron trasladados a nuestra capital para ser internados en el hospital San Juan de Dios.
De acuerdo con las primeras investigaciones policiales, el conductor perdió el control del camión debido a fallas mecánicas, pues circulaba cargado con material de construcción.
Por otro lado, en el segundo anillo, zona de Equipetrol se registró otro accidente cuando un peatón fue atropellado por un jeep guiado por un menor.
El herido quedó tendido en la vía mientras que el vehículo escapó. Por versiones de testigos casuales, se sabe que el conductor del vehículo estaba borracho y huyó a gran velocidad sin prestar auxilio al herido, que después fue socorrido por una ambulancia municipal y trasladado a un centro médico.

viernes, 11 de julio de 2008

Fallecen una bebé y el chofer del camión de Potosí

Efectivos policiales encontraron la mañana de ayer el cadáver de una bebé de 14 meses entre los fierros retorcidos del camión siniestrado el martes reciente en la cuesta de Yocalla.

El cuerpecito inerte de esta pequeña bebé se encontró cuando efectivos policiales realizaban labores de investigación para determinar con precisión las causas de este accidente que, se presume, fue por falla humana, aunque el chofer del vehículo siniestrado, quien falleció recientemente, aseguró que se le habían roto los frenos.

Inmediatamente se dio parte a la Unidad de Homicidios de la Policía, que junto con el médico forense efectuó el levantamiento legal del cadáver, que sería trasladado a la morgue del Hospital Daniel Bracamonte, para darle después cristiana sepultura.

Más decesos

Sin embargo, en horas recientes fallecieron dos personas más de este trágico accidente de tránsito. Se trata de César Huanca (36), chofer que conducía el motorizado, y de un adolescente de 13 años que estaba en terapia intensiva con un diagnóstico de traumatismo encéfalo craneano (TEC).

Con el fallecimiento de estas dos personas y el hallazgo del cadáver de la bebé en el lugar del siniestro y cuya identidad se desconoce, son más de medio centenar las muertes como consecuencia de ese accidente de tránsito, considerado el de mayor fatalidad actualmente.

Pesquisa y solidaridad

Peritos de la Unidad Operativa de Tránsito prosiguen sus investigaciones para establecer las causas del accidente que se agrava, puesto que se constató que el motorizado no contaba con el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT).

Continúan las campañas de solidaridad para recaudar recursos que permitan a los familiares hacer frente las contingencias que deja este accidente de tránsito que consternó a todo el país por la cantidad de fallecidos.

El martes, un camión que se trasladaba a comunidades potosinas se embarrancó en la cuesta de Yocalla, a una profundidad de 200 metros.

jueves, 10 de julio de 2008

Tres muertos y 12 heridos en accidentes de tránsito


Tres personas fallecieron y otras 12 resultaron heridas, producto de dos accidentes de tránsito registrados anoche en las carreteras a Cochabamba y Potosí, informó el director del Organismo Operativo de Tránsito, coronel Jusef Rabaj.

El primer accidente se trataría del vuelco de una vagoneta, hecho ocurrido en la carretera Oruro-Potosí, en inmediaciones del sector del Cruce Machacamarquita.

Este accidente es investigado por la Policía de Huanuni y se tiene el reporte de dos personas heridas: Israel Emilio Guzmán, de 22 años y Paola Fernández Ortega (25), quienes están internados en el hospital general San Juan de Dios.

Asimismo, en este accidente resultó fallecida una persona de sexo femenino no identificada de aproximadamente 17 años, cuyo cadáver está en la morgue del hospital.

CAIHUASI
A pocos minutos del primer accidente se supo de otro que ocurrió en la carretera Oruro-Cochabamba, en el sector de Caihuasi, donde otro vehículo de transporte público, presumiblemente una vagoneta, volcó y dejó el saldo de dos personas muertas y otras 10 heridas.


Penosas escenas de los heridos de 2 accidentes ocurridos ayer cerca de la ciudad de OruroLas personas fallecidas fueron identificadas como Sulma Acosta Ríos, de 16 años, de quien se pensaba que aún estaba con vida, pero tras llegar al hospital general se conoció que había fallecido y Oscar Siles Paz (59), quien llegó al nosocomio con vida pero falleció cerca de la media noche.

HERIDOS
Se identificaron a los siguientes heridos: Giovanna Guzmán Yujra, de 38 años, Saturnino Tarqui Mamani (55), Vicente Alarcón Machuca (47 chófer), Marcelo Tórrez Marcial (30), Omar Acosta Ríos (20), Mariel Alvarez Guzmán (10), Sabino Alvarez Mollinedo (35), María Acosta Ríos (12), Joselin Acosta Ríos (6) y Wendy Guzmán Huallpa (17).

Muchos de ellos están en el hospital general y otros en el hospital Obrero.

El coronel Rabaj indicó que aún se desconocen detalles de estos accidentes, porque el personal fue hasta el lugar para realizar las investigaciones que serán dadas a conocer hoy.

Este año hubo 108 muertes en las rutas paceñas

La Unidad Operativa de Tránsito informó ayer, que los accidentes suscitados en el primer semestre de este año en el departamento de La Paz causaron la muerte de 108 personas y dejaron 1.554 heridos de diversa magnitud.

De acuerdo con el informe oficial de la División Accidentes de esta repartición policial: entre los meses de enero y junio se produjeron 4.181 casos de tránsito, de los que 1.431 fueron provocados por choferes en estado de ebriedad.

En este primer semestre se registradon 525 atropellos, 241 choques a objeto fijo, 161 vuelcos, 36 embarrancamientos, 60 deslizamientos, 33 casos de caída de pasajeros a bordo de vehículos, 739 choques a automotores detenidos y seis casos de salida de vía.

Según el reporte, 270 accidentes se produjeron en la carretera La Paz - Oruro;174 entre La Paz - Copacabana; 89 hacia Achacachi; nueve La Paz - Batallas; 77 en la vía a Yungas; 14 hacia Escoma; 12 en el tramo a Kayhuasy; siete en el camino a Charaña y un accidente en la zona de Ulla Ulla.

A comparación del primer semestre del año pasado, el número de muertes decreció en cuatro casos. En 2007, en ese mismo periodo, se produjeron 112 casos y 1.093 heridos.

El número de fallecidos en Potosí llega a 52 y el camión no tenía SOAT


Unas 52 personas fallecieron, cinco más de las registradas la noche del martes, tras el embarrancamiento de un camión en la cuesta de Yocalla, a 42 kilómetros de la ciudad de Potosí, informó ayer a Erbol el Organismo Operativo de Tránsito de esa ciudad.

Ese accidente se sumó al vuelco de un bus de la flota El Dorado en la ciudad de El Alto, sucedido ayer con el saldo de 12 personas heridas.

En el caso de Potosí, el hecho ocurrió aproximadamente a las 09.00 del martes cuando un camión marca Volvo F-10, con placa de control 519-ZPY, que trasladaba personas de diferentes comunidades del área rural, se embarrancó a una profundidad de 200 metros.

El motorizado se dirigía de la ciudad de Potosí a Tinguipaya, primera sección municipal de la provincia Tomas Frías, para posteriormente continuar su ruta a la comunidad de Malmisa.

Según reportes de la Policía, difundidos por radio Fides, el vehículo no contaba con el Seguro Obligatorio de Transporte Automotor (SOAT).

Ayer, los cuerpos y ataúdes de los fallecidos fueron llevados a sus comunidades de origen en camiones y volquetas.

El chofer, César Huanca (37), quien se hizo cargo del vehículo semanas atrás, será sometido a medidas cautelares.

En El Alto, por otra parte, un bus de la empresa de transporte interdepartamental El Dorado se volcó la madrugada de ayer en la avenida 6 de Marzo, dejando un saldo de 12 personas heridas. El hecho ocurrió entre las 01.00 y 02.00, cuando el bus que llegaba de la ciudad de Oruro chocó contra la baranda que divide los carriles de ida y de vuelta a la altura de la planta de YPFB Senkata, producto del impacto el motorizado sufrió un vuelco de campana.

Las personas heridas fueron trasladadas al hospital Corazón de Jesús, en la zona el Kenko

Un bus de El Dorado volcó ayer en El Alto con un saldo de 12 heridos.

El motorizado, al parecer, chocó previamente con una de las barandas en Senkata.

El camión accidentado no portaba el SOAT

El motorizado que el martes protagonizó un accidente de tránsito que segó la vida de casi 50 personas en Potosí, no tenía el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT), por lo que el chofer y la viuda del dueño de vehículo son los responsables, informó el Ministerio Público.

El fiscal Daniel Ticona complementó incluso que en el supuesto caso de que hubiera contado con ese documento, el seguro no reconocería a las víctimas del accidente, “porque un camión debe transportar carga y animales y no personas”.

El camión volvo con placa 519-ZTY protagonizó el martes un accidente de tránsito en el que murieron 48 personas posiblemente a consecuencia de problemas mecánicos en el motorizado. Ticona dijo que la responsabilidad recae en el chofer, pero también en el propietario del vehículo. “En este caso, el dueño del camión falleció en el accidente, por lo que su esposa, que se encuentra internada en el hospital Daniel Bracamonte, deberá asumir la responsabilidad penal”.

El Ministerio Público presentará hoy la imputación formal contra Huanca por los delitos de homicidio, lesiones graves y gravísimas en accidente de tránsito y además pedirá la detención preventiva del chofer en el mismo hospital hasta que se restablezca. Explicó que el Código Penal establece una sanción de tres años de reclusión sin importar la cantidad de personas que hayan fallecido en un hecho de tránsito. “Es una pena mínima para semejante daño que se ha ocasionado”, lamentó Ticona y agregó que ese tipo penal “nos está trayendo muchas dificultades en el proceso”.

Ya son 48 personas muertas

La cifra oficial de víctimas fatales del accidente de tránsito que ocurrió el martes, subió de 46 a 48, según los datos del hospital Bracamonte.

La visitadora social Miriam Molina informó que una persona no fue identificada, mientras que también se confirmó el deceso de una niña de siete años que sólo fue identificada como María. No se descarta que el número de personas fallecidas se pueda incrementar, debido a que un niño de 13 años se encuentra con muerte cerebral.

También están internadas 10 personas en las salas de traumatología, neurocirugía, pediatría y terapia intensiva, entre ellas la esposa del dueño del camión, Marina Quispe, y el chofer César Huanca. Inicialmente, se informó que eran 47 las víctimas, sin embargo, en el hospital como en la Fiscalía de Distrito se contabilizó a 48 personas fallecidas.

Durante la mañana de ayer, luego de ser velados toda la noche en el Coliseo Universitario, las víctimas del grave accidente fueron trasladadas en camiones hasta sus lugares de origen en medio de llanto y pesar de sus parientes. Los pobladores de Potosí fueron testigos del dolor causado por el accidente más trágico al menos del último decenio.

El camión del accidente no tenía seguro

“El dueño del camión y yo hicimos todo para enganchar la caja. Los frenos se rompieron, nos fuimos a estrellar a la peña y nos botó al precipicio. Después no me acuerdo nada más”.

Así relató César Huanca Castro —el chofer del camión Volvo que el martes protagonizó el accidente más trágico en Bolivia— lo que ocurrió durante los últimos segundos de vida de casi medio centenar de personas, incluso de quien le ayudó con la caja, el propietario Alfredo Gutiérrez, quien falleció.

Este medio ingresó ayer a la declaración informativa a la que Huanca— de 38 años de edad, nacido en Tupiza y chofer con 18 años de experiencia— fue sometido por el fiscal Daniel Ticona y el policía investigador, el teniente Rusbert Lacoa.

Postrado en la cama número 5 de traumatología del hospital Daniel Bracamonte, muy decaído, con mucho dolor por las fracturas que tiene en las piernas, paraba constantemente su relato para pedir un poco de agua.

Comentó que partió a las 8.00 de la mañana del mercado Chuquimia, ubicado en la zona de la terminal de buses. Cuando inició su viaje rumbo a Maragua habían 50 personas en el camión y estaba acompañado por el propietario del vehículo Alfredo Gutiérrez y la esposa, que actualmente está internada con diagnóstico reservado.

Huanca dijo que por el tamaño y peso del vehículo, la máxima velocidad que puede imprimir es de 90 kilómetros por hora. “Desde que salimos hasta antes de la bajada de Yocalla, estábamos con esa velocidad”.

Cuando llegamos a la zona de Tres Cruces, bajamos a unos 30 a 40 kilómetros por hora. “No estábamos bajando fuerte, en caja tercera, y a esa velocidad estábamos dando la vuelta de la curva. En ese momento nos dimos cuenta de que los frenos no funcionaban, no había frenos”.

“En ese instante, ambos enganchamos a otra caja y su señora nos ayudó, pero el carro estaba embalado, se bloqueó el volante y no podíamos maniobrar la dirección. Las cuatro llantas no respondieron, intentamos frenar, pero nada lo pudo evitar”.

Huanca junto a Alfredo y su esposa se dieron cuenta de que los frenos no respondían a 100 metros del lugar del accidente. “En ese momento, el carro iba ya entre 60 y 80 kilómetros por hora. El dueño me ayudaba a dirigir el volante, pero no podíamos y queríamos llegar hasta la peña y chocamos con la peña, pero nos botó al precipicio y después ya no me acuerdo de nada más”.

Gutiérrez, quien quiso ayudar a Huanca a evitar la tragedia, perdió la vida. Su esposa e hija están muy delicadas en el hospital.

“El carro estaba embalado, se bloqueó el volante, no podíamos maniobrar la dirección”,
dijo el chofer al Ministerio Público.

miércoles, 9 de julio de 2008

Dejó a su familia con 50 Bs; iba a cobrar su renta; salió del cuartel...


“Esta mañana con su capricho ha salido de la casa para ir a Yocalla y luego en la tarde tenía que pasar a La Paz para encontrarse con su hermana. Se iba a ir a Argentina. Toda la plata ha llevado, sólo me dejó 50 bolivianos para que esté mientras tanto. Eso es todo lo que tengo”. Ese fue el relato de doña Carmen, esposa de Carlos Villanueva, una de las 46 víctimas del accidente de ayer.

“Se había muerto, yo estaba en la casa, yo no sabía”, dice gritando y llorando doña Carmen, acompañada de dos de sus cuatro hijos que quedaron en la orfandad. Carlos Villanueva tenía 38 años, era un ex minero y antes de fallecer no tenía trabajo, pero quería una vida mejor para sus hijos y le dijo a su esposa que iba a ir a trabajar a la Argentina.

Doña Carmen cuenta que su esposo tenía su carnet y había mucha plata en su bolsillo. El patrimonio familiar alcanzaba a 2.500 bolivianos que tenía don Carlos al momento de perder la vida. Ese dinero, según le dijeron, está en manos de uno de los fiscales. “Ojalá me devuelvan”, exclama la viuda al abrazar a su hija menor de siete años. Juntas se envolvieron en un llanto desesperado y desgarrador.

Los funcionarios del hospital Daniel Bracamonte fueron testigos del dolor causado por la peor tragedia en mucho tiempo. El nosocomio se llenó de policías, fiscales, familiares, periodistas y de cientos de potosinos que querían saber sobre el estado de salud de sus parientes.

La morgue del hospital, un cuarto muy pequeño, no fue suficiente para cobijar y luego identificar a las víctimas fatales. El olor a alcohol y formol que salía de ese ambiente era una señal de que los cuerpos comenzaban a descomponerse y era necesario que sean puestos en ataúdes.

El pedido de los responsables del hospital y de los fiscales fue respondido de manera inmediata por los medios de comunicación, particularmente de radio Kollasuyo, que comenzó una campaña para recolectar los féretros.

Mientras algunos familiares se dedicaban a la triste tarea de reconocer a sus parientes, otros lloraban junto a los ataúdes. Uno de ellos gritaba que su abuelo de 70 años había venido a Potosí para cobrar su renta Dignidad.

Otro joven abrazado de otro cajón, recordaba a su primo que la pasada semana se había licenciado del Regimiento Pérez como dragoneante y que quería estudiar para ayudar a los suyos.

Félix Colque perdió a su hermana Pedrona y a su cuñado Tomás. La pareja deja en la orfandad a seis hijos. Félix comentó que ayer “vinieron a comprar verduras y estaban caminando sanitos y hoy se estaban retornando a Marcavi”. Como único pariente en Potosí, Félix decidió llevarlos a su hogar para velarlos y luego pensar en el futuro de sus sobrinos.

El chofer del camión, César Huanca Castro, sobrevivió a la tragedia y su estado de salud es delicado. Dijo que “el carro se embaló en la bajada. No recuerdo más... Que vengan a visitarme mi mamá, mi papá, nada más”.

Potosí se unió en la tragedia

Desde el Prefecto, Alcalde, algunos parlamentarios, cooperativistas, empresarios mineros y, sobre todo, gente humilde, por iniciativa de radio Kollasuyo recolectaron todos los ataúdes que se necesitaban, además de 68.000 bolivianos que serán entregados a los familiares de las víctimas del accidente.

Parecía que en la puerta de la radio había una manifestación por la cantidad de gente que se acercaba a entregar su donativo. La campaña comenzó a las 14.00, primero con la idea de recolectar los féretros, pero los potosinos respondieron también con aportes en dinero.

El jefe de prensa de la emisora, Omar Velasco, dijo que en tres horas y media se cerró la campaña de recolección de los féretros, pero la ayuda en dinero aún llegaba, por lo que los plazos de recepción se ampliaron.

Reconoció que la iniciativa surgió del fiscal de distrito Gustavo Calvo, quien vestido con bata de médico cumplió una tarea importante en la morgue del hospital Daniel Bracamonte.

Los periodistas de la Kollasuyo Ervin Valda, Luis Velásquez, Mario Caro, dirigidos por su director Epifanio Moscoso, fueron quienes se solidarizaron con las familias de las víctimas y motivaron a la población para que hagan llegar sus aportes.

Las víctimas

Los fallecidos • Silvia Cruz (10), Francisco Mamani (20), Narcisa Laime, Sonia Cruz, Justina Quispe (40), NN, Cirilo Mamani (40), Sebastiana Copa Flores (40), Ángel Mamani (12), Ariel Cruz (10), Pedro Laime (20), Julián Villca (30), Manuel Suyo (50), Alberta Mamani, Carlos Villanueva Suturi (38), Marcelina Zambrana Suturi (19), Florencio Justo Campos, Tomás Calani Laime (13), Tomás Colque, Benito Mamani (25), Severina Acarapi, Celia Cruz (12), Martina Díaz (31), Fidel Díaz (9), Vania Chura (5), Diego Chura (3), Cedina Mateo (25), Lino Nuchi Colque (40), Justina Quispe Rodríguez, Jacoba Mamani Quispe (16), Teodora Cruz (27), Sonia Cruz Laime (15), el propietario del camión Adam Gutiérrez (37), Teófilo Colque Díaz (14), Emanuel Sullo, María NN, Victoria Copa López (1), Antonio Alave (70), Julián Villca Choque (45), Marcela López Villca (40), Víctor Paina (40) y Anastasio Colque, Pedrona NN. Además de otras tres personas que no portaban su identificación.

Los heridos • En el hospital Daniel Bracamonte, hasta las 19.00 de ayer había una niña de un año y dos meses con trauma abdominal, quien estaba en quirófano. Dos niñas de cinco a siete años de edad, quienes no habían sido identificadas aún. Ingresó otra niña de 11 años con un trauma encefalocraneal (TEC) grave y estaba en estado de coma. En terapia intensiva se encontraba el niño Édgar Villca, de ocho años. Adal Gutiérrez, de 36 años, tenía un TEC grave y otros dos pacientes con el mismo diagnóstico, sin identificar. Finalmente, estaba el chofer César Huanca Castro.

Embarrancamiento de camión causa al menos 47 muertos


Hecho de tránsito que consternó a los bolivianos ocurrió ayer en la carretera Potosí- Oruro. En el suceso se registró más de una decena de heridos

Potosí, (Agencias).- Un fatal accidente de tránsito dejó el saldo trágico de 47 personas muertas y más de una decena de heridas, según oficializó el comandante Departamental de Policía, Julio Cepcel y médicos del Hospital Bracamonte de esta capital.

El hecho ocurrió aproximadamente a 42 kilómetros de esta ciudad, sobre la carretera entre Potosí- Oruro, a dos kilómetros antes de llegar a la población de Yocalla.

De acuerdo a la explicación del jefe policial, el accidente se produjo al promediar las 10.00 horas de ayer, cuando el camión marca Volvo con placa de control No 519-ZPY que viajaba hasta la localidad de Maragua, se precipitó a aproximadamente 200 metros de profundidad.

Este camión trasladaba a campesinos de diferentes regiones como Tinguipaya y su destino final estaba en la población de Maragua.

El camión turnero venía de la ciudad de Potosí hasta Tinguipaya, primera sección municipal de la provincia Tomás Frías, para trasladarse posteriormente a la comunidad de Malmisa.

Cepcel explicó que aún no se ha podido precisar la cantidad de personas muertas, tampoco la nómina de los fallecidos, habida cuenta que muchos de los que viajaban en este camión no portaban su cédula de identidad, además que habían muchos menores de edad.

El camión, literalmente quedó destruido por el impacto que sufrió con el golpe. Se estima que hay más personas heridas que son trasladadas a esta ciudad, afirmó la autoridad policial.

Lamentablemente, la falta de medios y la profundidad del lugar del siniestro no permitió recuperar más cadáveres por lo que, la cifra de los 45 aún puede sufrir un incremento.

Aún no se ha establecido las causas del accidente puesto que el lugar donde ocurrió el accidente es amplio y asfaltado. Se presume que fue por exceso de velocidad, agregó.

Entre tanto, comunarios de Tinguipaya, afirmaron que este vehículo hacía siempre ese servicio y habitualmente llevaba hasta 60 pasajeros por lo que, se presume que en el curso de las siguientes horas, la cantidad de muertos y heridos podría crecer.

Mientras tanto, los diferentes medios radiales, iniciaron una campaña de solidaridad para recaudar recursos para adquirir ataúdes.

ALCALDÍA

El alcalde de Potosí, René Joaquino, instruyó a todos los centros de salud poner a disposición al personal y las ambulancias que son de propiedad del municipio potosino, para apoyar a los galenos del Hospital Daniel Bracamonte donde los heridos son atendidos y fueron trasladados los cadáveres.

De acuerdo a informes preliminares, la movilidad accidentada pertenece a Adán Alfredo Gutiérrez, quien falleció en el accidente. Los heridos fueron trasladados en volquetas y otros motorizados a diferentes centros hospitalarios de la capital potosina.

NÓMINA

Lista preliminar de fallecidos es como sigue:

Silvia Cruz, Francisco Mamani Flores, Narcisa Layme, Sonia Luz Layme, Justina Quispe, niña 7 años NN, Severina Acarapi, Alberto Mamani Quispe, Marcelina Suturi de Villanueva, Carlos Villanueva, Severina Copa Mamani, Cirilo Mamani, Florentino Justo, Tito Leandro, Julián Vilca, Sebastián Flores, Pedro Layme, Ángel Mamani, Abel Cruz, y Tomás Calani. Las más de una decena de heridos son atendidos en el Hospital Bracamonte de Potosí.

Mueren 47 personas en el peor accidente de carretera

En el accidente de tránsito más trágico registrado en los últimos tiempos en el país, 47 personas perdieron la vida después de que un camión se precipitó al menos 200 metros ayer a las 8.45 en la cuesta de Yocalla, a 42 kilómetros de la ciudad de Potosí.

Este siniestro es el que deja la mayor cantidad de personas fallecidas en por lo menos los últimos 10 años, según se registra en los archivos de La Razón.

El hecho ocurrió en una carretera asfaltada y muy bien señalizada, que une a Potosí con Oruro. Entre los muertos hay seis niños, 26 hombres y 15 mujeres.

El chofer del camión se salvó, pero el dueño del vehículo falleció en el siniestro.

En 1996, un choque entre dos flotas que dejó 29 fallecidos en la carretera La Paz-Oruro conmocionó al país. El último siniestro registrado fue en abril del 2007, cuando una flota de la empresa El Dorado se embarrancó y apagó 35 vidas en Cochabamba.

Ayer, el hecho de tránsito fue desgarrador. El camión con placa de control 519-ZTY salió del mercado Chuquimia (Potosí) y tenía como destino llegar a la población de Amaragua con cerca a 60 pasajeros, la mayoría de comunidades rurales. Cerca de Yocalla, 47 personas no pudieron continuar el viaje. Fallecieron.

El conductor César Huanca Castro, quien resultó herido, afirmó que el camión adquirió mayor velocidad por el sobrepeso que cargaba. Al final no pudo controlar el motorizado y se pasó directo una curva del camino.

Como él, otras ocho personas resultaron gravemente heridas, quienes fueron trasladadas de inmediato al hospital Daniel Bracamonte (Potosí) en vehículos policiales y particulares.

Según manifestó un testigo del hecho, el camión quedó completamente destrozado, “parecía chatarra”, señaló. Los cuerpos fueron sepultados con partes del vehículo y otros quedaron aprisionados con los fierros.

El que hasta el año pasado fue jefe de la División Accidentes del Organismo Operativo de Tránsito de La Paz, coronel Juan Baldiviezo, aseveró que no recuerda un siniestro de tal magnitud.

“Lo máximo que se registró, que yo recuerde, fue en accidentes en los Yungas, donde no se pasaba de 30 personas muertas”, manifestó Baldiviezo, y agregó que la causa principal para que ocurran este tipo de hechos de tránsito fatales es la falta de políticas de seguridad vial.

El 25 de febrero de 1996, una flota de la empresa Nobleza colisionó de frente contra otra de la empresa Bolivia en la localidad de San Antonio, distante 48 kilómetros de La Paz.

Tras el choque, 29 personas perdieron la vida y al menos 50 resultaron heridas. La causa fue el exceso de velocidad.

Asimismo, el 19 de enero del 2006 se registró un fatal accidente en la cuesta de Sama (Tarija), el cual dejó 37 muertos y siete heridos. El hecho de tránsito se produjo a las 13.30, a 70 kilómetros de Tarija, en la vía a Potosí.

Una investigación de la Policía estableció inicialmente que el siniestro se produjo por las malas condiciones climatológicas. Pero no se confirmó el dato.

Otro hecho que apagó 35 vidas humanas fue en abril del 2007. Una flota de la empresa El Dorado se embarrancó 150 metros en la localidad de Melga, sobre la carretera que une Cochabamba con Santa Cruz.

Los informes policiales revelaron que antes de llegar a Sacaba el conductor se quedó dormido y perdió el control del vehículo. En la vía no se encontraron las huellas del freno. Tanto autoridades policiales como las personas comunes se asombraron con el trágico saldo del siniestro.

El antecedente más cercano tuvo lugar en el departamento de Cochabamba cuando se produjo un accidente de un camión, que también transportaba pasajeros, el coche cayó a un barranco. 19 personas perdieron la vida en ese fatal desenlace.

Los ciudadanos potosinos, anoticiados del siniestro, realizaron una colecta para la compra de ataúdes, ya que los que se tenía en Potosí no abastecieron.

Los heridos llegaron hasta el nosocomio con diferentes dolencias. La mayoría de ellos presentaba fracturas, politraumatismos, golpes y heridas. Al menos cinco niños, entre 7 y 14 años, se encuentran entre los lesionados.

El fiscal de Distrito de Potosí, Gustavo Calvo, facilitó vehículos para el traslado de los cadáveres y de los heridos. Toda la tarde estaba en el hospital y se lo vio cooperar a las víctimas.

OTROS ACCIDENTES

1996 • El 25 de febrero de ese año, dos flotas (Nobleza y Bolivia) colisionaron de frente en la localidad de San Antonio, a 48 kilómetros de La Paz. Tras el hecho fallecieron 29 personas y al menos 50 resultaron heridas.

2006 • 37 personas murieron y seis resultaron heridas luego de que un bus se embarrancó en la cuesta de Sama (Tarija) el 19 de enero por las malas condiciones climatológicas. Era el accidente registrado con mayor número de fallecidos hasta ayer.

2008 • Hace tres semanas, el 22 de junio, en la zona central del país, se produjo otro accidente con el saldo de 19 muertos por la caída en un barranco de un camión que también transportaba pasajeros.

Nuevo accidente en Potosí se cobra más de 50 víctimas


Tragedia. Medio centenar de personas que vivían en el área dispersa de Potosí fallecieron y otras nueve resultaron heridas tras embarrancarse un camión a una profundidad de 250 metros.
El informe oficial, pero todavía preliminar, de la Policía fijaba la cifra de muertos en 47, pero radio ACLO afirmó anoche que había siete víctimas más así que el número subiría a 54.
El accidente ocurrió entre las 10:00 a 10:30 en el sector denominado Atoc Punku (puerta del zorro), distante a 42 kilómetros de la Villa Imperial y casi al llegar al municipio de Yocalla, provincia Tomás Frías de este Departamento.
El camión con placa de control 519-ZTY salió de la capital potosina al promediar las 08:30 rumbo a la localidad de Maragua con más de medio centenar de pasajeros a bordo.
El vehículo era de los denominados "turneros" en el transporte interprovincial debido a que viajan por turno a ciertas localidades.
En el caso de Maragua, que está en la provincia Chayanta, estos camiones salen sólo ciertos días así que, cuando lo hacen, suelen llenarse de la gente que espera los turnos.
Según se supo ayer, no existen vehículos adecuados para trasladar pasajeros a las comunidades próximas a Maragua así que las personas que debían viajar hasta allá tuvieron que esperar dos días para el turno del camión que se accidentó.
El conductor del camión, César Huanca, de 36 años, no tuvo problemas al bajar la cuesta empinada de la primera curva hacia Yocalla y, según los testimonios de los sobrevivientes, el vehículo aumentó de velocidad en la segunda curva hasta salirse del camino asfaltado.
El vehículo quedó literalmente destrozado porque la carrocería, el motor, la cabina y las llantas quedaron desparramados en un radio de más de 50 metros.
De igual forma quedaron los cadáveres que fueron encontrados en diferentes lugares, desde el inicio de la carretera hasta llegar a la profundidad del barranco.
Algunos cuerpos estaban incluso debajo de rocas ya que el impacto del vehículo movió lajas enormes que aplastaron a unos cuantos pasajeros.
Hasta terminar la jornada de ayer, la Policía seguía acopiando información del accidente y había confirmado la muerte de 47 personas.
También se informó que 11 personas están heridas y cuatro de estas son menores de edad. Uno de los niños se encontraría en estado de coma.

LAS CAUSAS
Debido a la magnitud del accidente, la Policía movilizó a una gran cantidad de efectivos y sólo entregaba informes preliminares. De estos se desprende que el accidente se habría producido debido a que los frenos del camión no respondieron en la segunda curva antes de llegar a Yocalla, cuando el vehículo cobró velocidad en la cuesta. El comandante departamental de Policía, coronel Julio Cepcel, afirmó que las causas del accidente se investigan por lo que prefirió no anticipar ningún criterio hasta que tenga el informe técnico de la División Accidentes de Tránsito.
No obstante, dijo que el personal de esa división procedió a realizar la prueba de alcoholemia en el conductor que salvó la vida aunque presenta algunas lesiones, pero no de consideración.
El teniente Ruslan Lacoa, que estuvo en el lugar del accidente, afirmó que se desconoce si el vehículo tiene el Seguro Obligatorio contra Accidentes de Tránsito (SOAT); sin embargo, el propio conductor del camión, César Huanca Castro, aseveró que su vehículo tiene ese requisito.

RESCATE DE LOS CUERPOS
El rescate de los cuerpos fue liderado por el propio fiscal del Distrito, Gustavo Calvo, el comandante departamental de Policía, Julio Cepcel, y su subcomandante, Orlando Ávila. La acción de rescate comenzó a las 11:00, luego que los oficiales de la Policía se enteraron del fatal accidente que enlutó a varias familias del área dispersa. Decenas de efectivos fueron enviados hasta el lugar para rescatar a los heridos y los cadáveres.
El trabajo se extendió hasta pasadas las 13:00 debido a que tuvieron que trabajar en una zona accidentada y extremadamente perpendicular en virtud a que el cerro por donde se deslizó el camión es de laja.
A esa dificultad se sumó la falta de equipos de rescate, ya que los efectivos policiales bajaron por la pendiente sin protección alguna ni sogas que puedan sostenerlos.
Usaron frazadas y otros objetos para subir por la pendiente, recoger difícilmente los cadáveres y llevarlos a un lado de la carretera para posteriormente subirles a las camionetas de la Policía y trasladarles a la morgue del hospital Daniel Bracamonte.
Algunos cuerpos de los que fallecieron estaban mutilados por las varias vueltas de campana que dio el camión que, a su vez, quedó partido en pedazos. Algunos de los cuerpos perdieron la masa encefálica.

TESTIMONIO DEL CHOFER
"El carro estaba en perfectas condiciones, estaban bien los frenos", dijo el conductor del camión, César Huanca Castro, de 36 años, mientras recibía atención en la sala de traumatología del hospital Daniel Bracamonte.
"(El camión) empezó a `embalar' -dijo al contar el momento en el que el vehículo cobró velocidad-. Traté de parar, pero no respondieron los frenos". Contó que trató de utilizar la caja de cambio para bajar la velocidad de alguna manera, no obstante, esa acción tampoco dio resultado.
Dijo que no recuerda lo que pasó después de ese fracaso porque recién empezó a recobrar el sentido cuando era trasladado al hospital Daniel Bracamonte.
También contó que salió de su hogar dispuesto a emprender el viaje normalmente puesto que de ese trabajo gana su salario para mantener a su familia y jamás pensó que le iba a ocurrir semejante desgracia.
Expresó que se levantó temprano por la mañana y sacó el vehículo para realizar el viaje a la localidad de Maragua. "Tomé un vaso de café en el mercado Chuquimia, recogí pasajeros y comencé el viaje", expresó quejándose por el fuerte dolor que le atormentaba ayer en una cama de la sala de Traumatología.

ALTA SINIESTRALIDAD REGIONAL
Un grave accidente de tránsito ocurrido ayer en el departamento de Potosí, puso de relieve una vez más que la siniestralidad vial es una de las peores lacras de Latinoamérica, pues cada año mueren más de 100.000 personas en las carreteras.
En el accidente, calificado por Sepcel como uno de "los más graves" acaecidos en esa región en mucho tiempo, fallecieron 26 varones, 15 mujeres, dos niñas y tres niños.
Solo en junio pasado, hubo tres accidentes graves en Bolivia con vehículos pesados implicados que provocaron un total de 44 muertos.
El 1 de junio, 16 personas fallecieron después de que el autobús en el que viajaban cayera a un barranco de unos 300 metros en la llamada "carretera de la muerte", en el norte del departamento de La Paz.
Apenas cuatro días después, otro autobús se embarrancó en esa misma región y quedó un saldo de nueve víctimas mortales y 16 heridos.
El 22 de junio tuvo lugar uno de los siniestros más trágicos, cuando un camión se precipitó por un barranco en el departamento de Cochabamba y fallecieron en el acto 19 personas que viajaban en su parte trasera.
Un balance preliminar del Instituto Nacional de Estadística (INE) refleja que en 2006 murieron en las carreteras bolivianas 1.465 personas, casi el doble de los 753 fallecidos en el año anterior.
Los accidentes más graves se producen generalmente en la región andina del país, donde las vías son estrechas, discurren entre montañas empinadas y precipicios de vértigo, carecen de señalización y mantenimiento adecuado, y algunos de sus tramos no están ni asfaltados.
Mientras, en Perú al menos seis personas murieron ayer, y otras 18 resultaron heridas al precipitarse un autobús a un abismo de 150 metros en la región de Moquegua, 1.225 kilómetros al sur de Lima, según fuentes policiales.

PERSONAS FALLECIDAS
1.- Ángel Mamani 12
2.- Adiel Cruz sin edad
3.- Teodoro Cruz 27
4.- Jacoba Mamani Quispe 16
5.- Justina Quispe Rodríguez 40
6.- Cirilo Mamani 40
7.- Lino Mamani sin edad
8.- Francisco Mamani Flores 20
9.- Sebastiana Copa Flores 40
10.- Crispin Paina sin edad
11.- Víctor Paina 40
12.- Anastasio Conde Canaviri sin edad
13.- Manuel Suyo Mamani 50
14.- Florentino Campos sin edad
15.- Juan Carlos Laime Antezana sin edad
16.- Pedro Laime 19
17.- Julián Villca 35
18.- Benito Mamani Cruz 55
19.- Fidel Díaz 5
20.- Marcial Díaz 31
21.- Teofilo Laime Quispe sin edad
22.- Silvia Cruz Sánchez 10
23.- Diego Chura 3
24.- Vania Chura 5
25.- Esteban Chura sin edad
26.- Celina Mateo 25
27.- Marcela López Villca 40
28.- Victorina Copa López 1.6
29.- Lucia Choque sin edad
30.- Severina Acarapi sin edad
31.- Marina Chura sin edad
32.- Evaristo Mamani sin edad
33.- Marcial Colque Ricaldi sin edad
34.- Tomás Colque sin edad
35.- Sonia Cruz Laime 13
36.- Narcisa Laime de Cruz sin edad
37.- Antonio Alave 70
38.- Tomas Calani Laime 13
39.- Tomás Huarayo sin edad
40.- Petrona Colque sin edad
41.- Marlene Conde sin edad
42.- Lucia Huaylla sin edad
43.- Pascual Moya sin edad
44.- Adán Gutiérrez Ramírez (propietario del camión) sin edad
45.- Varón NN (35 a 40 años)
46.- Varón NN (50 a 60 años)
47.- Mujer NN (30 a 35 años)

LISTA ADICIONAL DE RADIO ACLO
48.- Alberta Mamani Quispe sin edad
49.- Carlos Villanueva Suturi 38
50.- Marcelina Zambrana Suturi de Villanueva sin edad
51.- Tito Leandro sin edad
52.- Celia Cruz 12
53.- Lina Muruchi Colque 40
54.- Julián Quispe Choque 45

HERIDOS
Wendi Gutiérrez Quispe 7 años
Dania Paola Gutiérrez 5 años
Zulma Conde Mollo 12 años
Julieta Mamani 11 años
Edgar Villca 8 años
Alfredo Adán Gutiérrez (chofer) 36 años
Efraín Mamani 13 años
César Huanaco 36 años
Marina Quispe Peláez 37 años

martes, 8 de julio de 2008

Cuatro accidentes dejan 12 muertos en el Valle

El exceso de velocidad e imprudencia de los conductores que invaden carriles fueron en Cochabamba las causas de cuatro accidentes que causaron 12 muertos. El hecho más relevante cobró la vida de seis personas que iban a bordo de un vehículo que chocó contra un cisterna.

A las 16.05 del sábado, Eloy Flores (49), conductor de una vagoneta blanca, perdió el control del vehículo, invadió la vía en sentido contrario, cruzó la jardinera y colisionó con un camión cisterna. El vehículo quedó destrozado y los pasajeros en medio de los fierros que tuvieron que ser cortados para rescatar los cuerpos. El conductor murió junto a otras cinco personas.

Media hora más tarde, en la misma avenida, una vagoneta atropelló a Matiasa Gonzales Barrios (53), quien murió.

El domingo a las 6.15, en la avenida Azurduy, una vagoneta chocó contra un poste para luego atropellar a dos peatones, Giovanna Rojas Galindo y Alison Rojas Tapia (5), quienes murieron.

A las 8.40, un joven de 35 años falleció debido a que su vehículo chocó con un tráiler. Posteriormente, otras dos personas perdieron la vida luego de que la moto en la que iban chocó con un poste. Redacción Cochabamba

Un muerto y ocho heridos en colisión de camión con bus

En el sector de Tola Pampa

Un camión colisionó con un ómnibus, luego volcó y murió una persona y otras ocho resultaron heridas. El accidente ocurrió el domingo, en la carretera Oruro-Cochabamba, en inmediaciones del sector de Tola Pampa, según el informe del Organismo Operativo de Tránsito.

El sector donde ocurrió el accidente está ubicado a unos 17 kilómetros de la tranca de Caihuasi.

El camión marca Nissan, con placa de control 1190-RYA, conducido por Mario Paco, horas antes había salido de la población de Moza con una carga de papas y su destino era la ciudad de Oruro. Pero, como ocurre siempre con los camiones interprovinciales, también sirven de transporte de pasajeros y este llevaba en la carrocería a 20 personas, entre hombres y mujeres.

Mientras que de la ciudad de La Paz y rumbo a Cochabamba se desplazaba un ómnibus de la empresa Trans Copacabana, con placa de control 2058-TDG, con 56 pasajeros a bordo.

COLISION
El camión y el bus colisionaron, pero el primero volcó y murió el pasajero Sebastián Acapari Achu, de aproximadamente 60 años de edad, quien viajaba sobre la carrocería.

Otros pasajeros del camión resultaron heridos y fueron identificados como: Celestino Mollo, Ramiro Fernández, Grover Gómez, Lía Fernández, Celia Cruz, Martín López, Wilson Gómez, Mangana Gómez y Juana Cruz.

Los heridos fueron llevados de emergencia al hospital general San Juan de Dios, donde recibieron atención médica y tienen diferentes diagnósticos.

ACCIDENTE
Investigadores de la División Accidentes de Tránsito realizan las investigaciones del hecho y se estableció que el camión invadió el carril contrario y el conductor del ómnibus trató de esquivarlo y chocó contra una peña.

lunes, 7 de julio de 2008

Policía apela a la conciencia de los conductores para evitar accidentes





A raíz de que este fin de semana se registraron varios accidentes de tránsito con saldos lamentables de personas fallecidas y heridas, el Comando Departamental de la Policía apela a la conciencia de los conductores para evitar choques, vuelcos y colisiones.

El comandante de la Policía, coronel Oscar Nina Fernández indicó que para evitar un accidente de tránsito tendría que haber un policía que acompañe al chófer, hecho que en la realidad es imposible debido al escaso número de uniformados que se tiene en Oruro y el país.

“La solución del problema no es policial, sino conciencial”, indicó el coronel Nina al reiterar que cada persona debe aportar a la seguridad de uno mismo, su familia y los demás.

CONTROL

Asimismo, indicó que la Policía cumple su trabajo y mejorará aún más los controles en las trancas de salida o llegada, verificando que los conductores no estén en estado de ebriedad principalmente.

De igual forma se intensificarán los controles en la Terminal de Omnibuses Hernando Siles, porque se trata de la seguridad de muchas personas que utilizan los servicios de transporte.

El jefe policial recordó que las personas deben coadyuvar a mejorar la seguridad ciudadana y en este caso todos debemos ser más conscientes, especialmente los conductores para que si consumen bebidas alcohólicas no manejen vehículos, de esa forma se pueden prevenir los accidentes y la muerte de muchas personas.

TRANSITO

El Organismo Operativo de Tránsito este fin de semana reportó varios accidentes entre los más trágicos la muerte de dos pasajeros, tras el vuelco de una vagoneta en cercanías de Paria.

En la ruta a Huanuni un pasajero también murió tras el choque de una vagoneta a la parte trasera de un camión mal estacionado.

En inmediaciones de Lequepalca, también ocurrió una colisión que dejó el saldo de siete personas heridas.

Dos pasajeros mueren tras vuelco de vagoneta


En inmediaciones de Paria
Dos personas murieron y otras cinco resultaron heridas en un accidente de tránsito, cuando una vagoneta volcó ayer en la mañana en inmediaciones de la población de Paria, en la carretera Oruro-Cochabamba.

La División Accidentes del Organismo Operativo de Tránsito atendió el caso e informó que el hecho fue calificado como “vuelco de campana” y ocurrió aproximadamente a las 06:45 horas, a unos 20 kilómetros al Noreste de la cuidad y a 2 de la población de Paria.

Se trata de una vagoneta de la empresa Sierra Nevada, marca Toyota de color plomo, con placa de control 2039-RCU, que horas antes había salido de la ciudad de Cochabamba y su destino era nuestra ciudad.

Presuntamente por el exceso de velocidad y la falta de precaución del conductor se produjo el accidente y la vagoneta invadió el carril contrario para luego y por lo menos en tres oportunidades dar vuelcos de campana.

MUERTOS
En el accidente fallecieron los pasajeros Santos Lozano Chipana, de 54 años y una mujer no identificada de aproximadamente 35 años. Ambos cadáveres fueron depositados en la morgue del hospital general San Juan de Dios.

Asimismo, resultaron heridos los pasajeros Lucy Sánchez Cejas, de 45 años, quien fue llevada al hospital general. Mientras que Juan Queraga Tito (26), Alicia Aguilar (38), Roberto Pizarro (38) y Edwin Escóbar (38) están internados en el hospital Obrero de la ciudad.

CHOFER
Se desconoce la identidad y estado del conductor, ya que cuando los policías llegaron al lugar no estaba y en principio se dijo que fue trasladado herido con los demás pasajeros.

Pero se hizo la averiguación en los dos hospitales y no fue ingresado como herido. Se presume entonces que sus familiares lo trasladaron a una clínica particular y se harán las investigaciones correspondientes para localizarlo e identificarlo.

Los policías verificaron que la vagoneta accidentada cuenta con el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT). Este seguro es muy importante en casos de accidentes, porque se garantiza la indemnización económica para las familias de los fallecidos y los gastos de curación para los heridos.

Vehículo chocó con camión estacionado y muere un joven

En la ruta Oruro-Huanuni
Limberth Aira Yucra, de 22 años, murió la madrugada de ayer, cuando la vagoneta en la que viajaba chocó con la parte trasera de un camión mal estacionado en la carretera Oruro-Huanuni, en inmediaciones del sector denominado como Karbuyo.

El jefe de la Policía de Huanuni, capitán Juvenal Ossio informó que el accidente se registró a las 05:00 horas, a pocos kilómetros antes de la población minera.

Dijo que en ese lugar se había estacionado un camión marca Volvo, con placa de control 196-BBI, porque se había pinchado una de sus llantas. Pero, el camión no estaba correctamente estacionado y tampoco había la suficiente señalización, considerando que aún existía oscuridad.

El conductor del camión, que no fue identificado, dejó el vehículo al cuidado de su ayudante y fue a buscar una llanta de repuesto para continuar con el viaje.

En ese transcurso es que una vagoneta marca Toyota de color plomo, con placa de control 1770-ZBP, conducida por Julio Flores, de 30 años y acompañado por dos personas que se desplazaban de la ciudad de Oruro hacia Huanuni, impactó contra la parte trasera del camión.

CHOQUE
El conductor no pudo evitar el choque y la vagoneta impactó con la parte trasera del camión y casi de forma instantánea murió este joven que estaba sentado a lado del conductor.

Resultaron heridos también Julio Flores (chófer de la vagoneta) y Evert Gutiérrez Herrera (23), quienes fueron trasladados hasta el hospital San Martín de Porres de Huanuni.

El cadáver del fallecido también fue llevado a la morgue de ese hospital.

El caso fue derivado también al Ministerio Público, para que se continúen con las investigaciones ya que una persona resultó fallecida y se deben establecer los grados de responsabilidad de los conductores.

domingo, 6 de julio de 2008

Reventón de llanta provoca un accidente fatal en la ruta al norte

Al parecer, el reventón de la llanta trasera de una motocicleta provocó un accidente fatal en la ruta al norte, que cobró la vida del mototaxista David Castellón Villarroel (25) y dejó herida a Ana Verónica López Loayza (26).
Según el informe policial, el taxista, que llevaba una pasajera, transitaba por la carretera a bordo de una moto, a dos kilómetros de Warnes, cuando de pronto el conductor perdió el control del motorizado y como si se hubieran trabado las ruedas, ambos fueron expulsados hacia adelante, con tan mala fortuna que un camión que circulaba en la misma dirección los arrastró unos cinco metros sobre el asfalto.
El hombre falleció en el instante y la mujer fue llevada a la clínica Ucebol.
El chofer del camión marca Ford, Berman Vargas, dijo que frenó bruscamente, pero no pudo evitar el accidente.
La motocicleta sólo tenía abolladuras en la parte delantera y la llanta trasera estaba averiada. La mujer herida contó que fue como si hubieran saltado hacia la rueda del vehículo grande.
El conductor del camión fue arrestado en la Policía de Warnes. Además, los agentes de Tránsito avisaron a la Felcn, porque en el camión hallaron turriles con disolvente. El chofer dijo que era de una empresa de pinturas.

sábado, 5 de julio de 2008

Una vaca causó la muerte de dos motociclistas en la ruta a Camiri

En accidentes ocurridos en la ciudad y sus alrededores, cuatro personas perdieron la vida y otras resultaron heridas, según el reporte policial.
El hecho más llamativo sucedió por la localidad de Pedro Lorenzo, a un kilómetro de la tranca, donde dos motociclistas fallecieron al estrellar sus vehículos contra una vaca muerta, que había sido atropellada por un motorizado.
Este caso ocurrió cerca de las 19:00. Juan Carlos Núñez Cuéllar (33), conductor, y Neil Moyano Vargas (35) chocaron contra el animal y cayeron al asfalto. Moyano murió y su amigo resultó herido. A las 4:00 otro motociclista corrió la misma suerte al no percatarse del obstáculo. El cuerpo llegó a la morgue a la espera de que alguien lo identifique. Ambos casos están siendo investigados por Tránsito de La Guardia.
Por la madrugada también llegó a la morgue del hospital San Juan de Dios el cadáver de Johan Friesen Wiese (32), menonita de la colonia Riva Palacios. Se sabe que pereció en una colisión entre dos motorizados en la comunidad San Miguel, próxima a Cuatro Cañadas. Hubo otros lesionados; un chofer está preso.
Asimismo, en una comunidad denominada campamento El Chaco, en la jurisdicción de Warnes, un vehículo atropelló a Ronald Mercado Heredia (30), que llegó con vida a un nosocomio, pero murió poco después. Se desconocen las circunstancias del hecho, pero se sabe que trabajaba en una empresa.

viernes, 4 de julio de 2008

Colisión con vuelque


Así quedó la vagoneta Toyota, con placa 1270-LSI luego de chocar con otro vehículo en la esquina de las calles Andrés Manso y Gualberto Villarroel. Hubo dos heridos.

jueves, 3 de julio de 2008

Tren colisionó con una camioneta en la avenida Tres Pasos al Frente

En la avenida Tres Pasos al Frente y el cruce de la vía férrea, el chofer de la camioneta marca Nissan, con placa 1189-CSP, intentó ganarle al tren y acabó siendo impactado en la parte trasera del vehículo.
Tras la colisión, el motorizado fue arrastrado unos cinco metros, pero logró zafarse y sólo sufrió una abolladura en el lado derecho de la carrocería. Según el informe de Tránsito del distrito policial Nº 5 de la Villa Primero de Mayo, no hubo heridos, pero sí daños materiales.
“Fue un accidente con suerte”, dijo el policía que atendió el caso. El hecho será investigado, porque al parecer hubo imprudencia del conductor de la camioneta.
Hace más de un mes un niño también fue atropellado por la zona de la feria de Barrio Lindo. A raíz de este hecho, un fiscal, dos jefes de Tránsito, un representantante de la Alcaldía y funcionarios de la Ferroviaria coincidieron con que hay un alto riesgo de accidentes en los cruces de calles y avenidas. /RDM

Cuatro accidentes dejan siete muertos y 18 heridos

Dos accidentes en las carreteras de La Paz y otros dos en las vías de Cochabamba dejaron siete muertos y al menos 18 heridos.
En La Paz, el primer hecho se registró cerca de las 05.00 de ayer en la carretera Desaguadero-La Paz, cerca de Wilacolo, provincia Ingavi, el segundo fue a las 07.30.

Según el informe preliminar de la División de Accidentes de Tránsito, Grover Escalante (conductor de 28 años) perdió el control de su vagoneta y se precipitó unos 175 metros fuera de la vía a Desaguadero para luego impactar contra un puente.

Reynaldo Ticona Condori (29) y otra persona no identificada de 28 a 30 años perdieron la vida. Escalante quedó lesionado.

Un segundo siniestro se produjo en la carretera a los Yungas, en la zona de Bajo Unduavi, cuando un minibús se embarrancó al menos 250 metros.

Dos personas fallecieron y 13 quedaron heridas.

Según el informe policial, el vehículo salió de la mina Chojlla. A la altura de Bajo Unduavi el conductor, Enrique Mamani (26), perdió el control y se embarrancó al menos 280 metros.

En Cochabamba, dos siniestros segaron la vida de tres personas y otras cuatro salieron con heridas, pero se recuperan.

El primero ocurrió en la carretera nueva Cochabamba-Santa Cruz cuando una vagoneta impactó contra un tráiler.

“El conductor perdió el control, se le reventó la batería y se le levantó el capó obstruyendo la visibilidad. Chocó con un camión frigorífico”, informó Macario Apaza, responsable de Tránsito de la localidad de Shinahota.

El segundo hecho se produjo en la intersección de la avenida Melchor Urquidi y Circunvalación. Una ambulancia, que llevaba a una mujer a punto de dar a luz, se volcó. La madre junto a su esposo y dos enfermeras resultaron policontusos.

El chofer, que iba a gran velocidad, impactó contra una vagoneta que salió de una de las transversales, lo que propició un vuelco de costado, informó el coronel Guillermo Torrico, jefe de Tránsito. “Recorrió siete metros de costado”, complementó. Redacción Central y Cochabamba

Lista OFICIAL

Fallecidos • Reynaldo Ticona Condori, NN (28 a 30), Enrique Patzi, José Aruquipa Huayllas, tres personas no identificadas en Cochabamba.

Heridos • Grover Escalante, Maribel Quispe, María Barreto, Franz Torres, Juana Quino de Moya, Fernando Mamani, Ricardo Moya, Carolina Sacaca, Jonathan Ticona, Mario Moya, Santiago Alejo, Sandra Wayar, Martina Loza, Victoria Chuquimia. En Cochabamba, los heridos fueron: dos enfermeras, Genobeba Zárate (la mujer en trabajo de parto) y su esposo.