Seguridad Vial

lunes, 22 de septiembre de 2008

Cuatro muertos en accidentes en la Pampa y la ruta al norte

Tres accidentes fatales segaron la vida de cuatro personas ayer en inmediaciones de la populosa zona conocida como la Pampa de la Isla, en la ruta a Cotoca, y en la carretera al Norte, informó la Policía.
Según la unidad operativa de Tránsito del puesto policial del sector, el primer caso ocurrió a las 4:00, en el ingreso a la comunidad Montecristo. Una vagoneta Mitsubishi (verde, placa 1361-EZY) colisionó de frente con una vagoneta ‘transformer’ Toyota (blanca, 1327-CCK), conducida por Sabino Choque Choque, que falleció casi en el acto, al igual que su pasajero Edwin Alfredo Crespo Mendieta (27).
El forense Óscar Ciro Ortiz indicó que Choque y Crespo murieron de traumas de tórax y encefálicos. El fiscal de la jurisdicción, Saúl Peñaloza, dispuso el envío de muestras de tejidos para determinar si estaban o no bajo influencia alcohólica.
El agente Rojas manifestó que se desconocía la situación del conductor de la Mitsubishi. Extraoficialmente se supo que sufrió lesiones y, que testigos de la desgracia, lo auxiliaron y lo trasladaron a un centro médico. Declarará cuando se recupere.
El otro percance tuvo lugar a las 6:30, en la misma carretera, poco antes de llegar a los depósitos de ALBO. En ese lugar, un camión Nissan Cóndor (color azul, placa 1328-CCU) chocó de frente con la vagoneta Toyota (gris, placa 1714-ZLR), en la falleció de forma casi instantánea el chofer, de nombre Eddy Toledo Ortuño (40).
Según los datos de Tránsito, el conductor del camión, Verzelly R.S. (33), estaba alcoholizado, lo cual aparentemente lo hizo dormir o perder el control del vehículo, que invadió carril y se estrelló contra el otro motorizado, según un vocero policial. El infractor fue arrestado para ser procesado y ambos vehículos están retenidos para que se haga el peritaje policial.
El forense Ortiz practicó la autopsia al cuerpo de Toledo y estableció que el hombre murió desnucado por el golpe frontal, que también le ocasionó lesiones irreversibles en la cabeza.
Los accidentes de tránsito con muerte, por ser de naturaleza culposa, tienen una pena de uno a tres años de cárcel, conforme a la ley.
En un tercer accidente, Hilda Dávalos Terrazas murió sobre la ruta al norte, casi al frente del acceso al aeropuerto Viru Viru. A las 19:20 de ayer, la mujer intentó cruzar la vía, pero fue arrollada por un micro de la linea 132. Su cuerpo fue arrollado por otros vehículos.